• La autoproducción de vivienda beneficia principalmente a personas que no cuentan con algún tipo de seguridad social.
  • Entre enero y marzo de 2018, las mujeres obtuvieron el mayor porcentaje de subsidios recibidos desde 2014.

 

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), a través de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI), invirtió 170.1 millones de pesos en la modalidad de autoproducción de vivienda durante el primer trimestre de 2018, lo que significa un crecimiento de más del 500 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se destinaron 30.1 mdp.

De acuerdo al Reporte Mensual del Sector Vivienda de abril de 2018, se han otorgado subsidios a 2 mil 400 familias entre enero y marzo de 2018 bajo la modalidad de autoproducción, contra las 500 que fueron beneficiadas durante el mismo periodo del año pasado, aumentando así más de cuatro veces el número de apoyos.

La modalidad de autoproducción del Programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales, beneficia principalmente a las familias de mexicanos con menos ingresos que no cuentan con seguridad social, en el primer trimestre de 2018 se registró un aumento de 5.5 puntos porcentuales para este segmento en comparación con 2017.

En total al cierre de marzo de 2018 se han otorgado 17.7 mil subsidios con una transferencia de recursos por 844.4 millones de pesos, siendo la modalidad de autoproducción la que ha representado mayor dinamismo.

Además de las familias de los no afiliados, también destacó el desempeño de los subsidios que han beneficiado a las mujeres los cuales alcanzaron el 44.3 por ciento de las acciones otorgadas, el mayor nivel registrado desde 2014.

En el tema del financiamiento individual, la adquisición de vivienda usada se posicionó como el de mayor dinamismo en el mercado, pues acumuló el 32.2 por ciento de la inversión, 6.8 puntos más que lo observado en 2017.

En el entorno macroeconómico, se registraron tres meses consecutivos de crecimiento en el subsector de la edificación, a febrero de 2018, tras darse a conocer las cifras del Indicador de Actividad Industrial publicado por el INEGI. En total, el sector de la construcción mostró un incremento interanual del 4.5 por ciento para el mismo mes.

Con estas acciones, el Gobierno de la República confirma que el sector de la construcción es uno de los motores de la economía del país, y además se está beneficiando a las familias de menores ingresos, incluidas las que carecen de seguridad social.