“El apoyo sí está, sí existe, sí es real” mencionó Ivonne Guadalupe Gómez, de Oaxaca, al observar su casa construida en solo 15 días, con el apoyo de una Empresa Social, la Asistencia Técnica de la Comisión Nacional de Vivienda y el dinero otorgado por el Gobierno de la República.

El temblor que destruyó varios municipios de Oaxaca y Chiapas, sorprendió a Ivonne en casa con su esposo. El fuerte movimiento impidió que abrieran la puerta, por lo que se resignaron a quedarse ese momento solos, abrazados.

El terremoto derrumbó el patrimonio de Ivonne. Impotencia e incertidumbre invadieron a la joven pareja. “Veo que mi casa ya se había caído, y pues empieza impotencia, como que me colapsé en ese momento, no sabíamos ni qué hacer”, confesó.

La incertidumbre aumentó al percatarse del tenso clima que reinaba en Santo Domingo Ingenio. “Vimos todo el humo y toda la gente afuera gritando, llorando, y pues no sabíamos, no nos explicábamos en ese momento qué había pasado, fue algo feo, terrible”, recordó.

/cms/uploads/image/file/347046/Ivonne3.jpg

Poco más de dos meses después del terremoto, la expresión de Ivonne cambió. Ella ayudó y decidió el diseño en la reconstrucción de su casa, con el apoyo financiero y de Asistencia Técnica que está brindando el Gobierno de la República.

Ya estamos reconstruyendo la casa gracias a los apoyos de las autoridades”, declaró con gran entusiasmo la joven de Oaxaca, “un sueño hecho en realidad, porque no contábamos con lo económico, ahorita”.

Tampoco contaba con que en dos semanas se construyera su casa totalmente, con muros pintados, así como puertas y ventanas colocadas. “Pensé que iba a ser muy tardado, porque éramos mucho los damnificados (…) pero miren, aquí está ya esto hecho realidad”, expresó emocionada.

/cms/uploads/image/file/347044/Ivonne2.jpg
 

Ivonne es una de las beneficiadas con los 120 mil pesos que está entregando el Gobierno de la República a las personas que registraron daño total en sus viviendas, así como la Asistencia Técnica para la construcción de una casa de calidad y resistente a fenómenos naturales.

“Estamos felices y contentos. Quiero más que nada agradecer. Se siente una emoción aquí adentro que no se puede explicar con palabras, solo vemos con hechos”, concluyó.

/cms/uploads/image/file/347047/Ivonne4.jpg