Los Consejos Estatales de Población (COESPO) y Organismos Equivalentes son las instancias políticas, administrativas y de coordinación interinstitucional que tienen a su cargo la tarea de conducir e instrumentar la política de población en las entidades federativas, teniendo en consideración la heterogeneidad demográfica para el desarrollo de estrategias diferenciadas en el tratamiento de los retos y prioridades de cada entidad.