Aprovechar de manera sustentable esta riqueza natural y conservarla para las futuras generaciones representa un gran reto y un enorme compromiso con las y los mexicanos y con la comunidad internacional.

El tránsito hacia el desarrollo sustentable requiere que los diferentes sectores de la sociedad asuman compromisos y responsabilidades; por lo que es necesario, entonces, vincular al crecimiento económico con el bienestar social y  con la conservación de los ecosistemas y sus recursos naturales.

En este contexto, las Áreas Naturales Protegidas constituyen un elemento de gran relevancia en la política de desarrollo nacional, en la política ambiental y en particular en los esfuerzos que realiza México para mantener la representatividad de la gran variedad de ecosistemas con que cuenta nuestro país, de sus riquezas y de su diversidad biológica, pero también para mantener la provisión de los bienes y servicios ecosistémicos que generan, y proveer mejores condiciones de vida para los habitantes de estas áreas y de sus zonas de influencia.

Para ello, el Programa Nacional de Áreas Naturales Protegidas 2014-2018 (PNANP 2014-2018), establece los objetivos y las metas que se pretenden alcanzar en materia de conservación de los ecosistemas en nuestro país mediante la creación y manejo de Áreas Naturales Protegidas y de la consolidación del Sistema Nacional de ANP, así como las líneas que guiarán las acciones que serán implementadas para tales efectos por el Gobierno Federal a través de la conservación, restauración y aprovechamiento por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.