Fue en Kenia, África, en el año de 2006 cuando nació esta celebración. Cientos de organizaciones ambientalistas alrededor del mundo se reunieron para crear consciencia sobre las aves migratorias, la necesidad de protegerlas y su importancia en los ecosistemas a nivel mundial. Por ser la migración de aves un fenómeno global que une a los principales corredores migratorios del mundo, el lema de la campaña este 2018 es “Uniendo Nuestras Voces para la Conservación de las Aves”.

Este año se estableció que la celebración tendrá lugar el segundo sábado de mayo y segundo sábado de octubre, posibilitando que los países y organizaciones se solidaricen durante la época de migración.

/cms/uploads/image/file/401081/WhatsApp_Image_2018-05-12_at_3.15.19_PM__1_.jpeg

Las aves son el grupo biológico mejor conocido y más apreciado del mundo, las migratorias son símbolo de fuerza y de fertilidad, de belleza y de riqueza; su llegada anuncia el cambio de las estaciones.

El fenómeno migratorio de las aves ha cautivado a muchas generaciones a lo largo de la historia. Los seres humanos han observado con intriga su aparición y desaparición temporal; actualmente, por su extraordinaria puntualidad, en algunas comunidades se les espera con emoción.

/cms/uploads/image/file/401082/WhatsApp_Image_2018-05-12_at_3.15.19_PM__2_.jpeg

Pero, ¿por qué migran las aves? La razón principal es la escasez de alimento durante el invierno. Desde que llega el otoño, cuando los días se tornan más cortos y las temperaturas comienzan a descender, sus complejos mecanismos fisiológicos modifican su conducta, preparándose para ahorrar energía en forma de grasa corporal que emplearán para emprender el vuelo hacia lugares más cálidos.

/cms/uploads/image/file/401084/WhatsApp_Image_2018-05-09_at_11.52.24_AM.jpeg

La variedad orográfica de México y la riqueza de sus ecosistemas y Áreas Naturales Protegidas (ANP) lo han convertido en un magnífico anfitrión que acoge, año con año, a millones de aves migratorias. Especies acuáticas, playeras, cantoras y rapaces llegan a refugiarse, descansar y abastecerse en los ecosistemas y corredores biológicos de nuestro territorio.

De norte a sur y de regreso, estas “embajadoras de la biodiversidad” retornan a sus sitios predilectos. Uno de ellos es el Istmo de Tehuantepec en Oaxaca, donde los vientos favorecen su vuelo. Ahí confluyen especies como el gavilán y la aguililla aura.

/cms/uploads/image/file/401083/WhatsApp_Image_2018-05-12_at_3.15.19_PM.jpeg

El 15% de las aves migratorias que llegan a México provenientes de Canadá y Estados Unidos invernan en el Área de Protección de Flora y Fauna Laguna Madre y Delta del Río Bravo, en donde confluyen más de 450 especies de aves acuáticas, semiacuáticas y terrestres, como garzas, pelícanos y aguilillas.

A la Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla, en el estado de Tabasco, cada año arriban aproximadamente 66 especies diferentes de aves entre las que destacan patos, gansos y cisnes, así como gran variedad de garzas.

/cms/uploads/image/file/401085/WhatsApp_Image_2018-05-12_at_8.30.16_AM.jpeg

¿Sabías qué?

Las Aves Migratorias Residentes de Invierno son las que se trasladan desde Alaska y Canadá hasta el norte de México y pasan el invierno en algún paraje dentro de nuestro país.

Las Aves Migratorias Residentes de Verano son las que se reproducen en México y pasan el invierno más al sur.

Las Aves Migratorias Transeúntes o de paso son unas 35 especies que se reproducen al norte del territorio mexicano, migran a través de él, e invernan en Centro y Sudamérica.

Las Aves Migratorias con Poblaciones Residentes son las que incluyen ejemplares que migran desde Canadá y Estados Unidos e invernan en México, pero también constituyen poblaciones asentadas dentro de nuestro territorio, es decir, que llegaron para quedarse.

/cms/uploads/image/file/401080/SPA-WMBD2018-DINA1-_FOR_WEB_.jpg

#PasiónPorLaConservación