Ambos acervos resguardan gran parte de la memoria institucional que da testimonio de la experiencia del gobierno federal en el manejo del recurso hídrico, así como de los trabajos realizados en el país por destacados profesionales y especialistas de diversas disciplinas en torno al agua.

  • El Archivo Histórico del Agua fue creado en 1994 y está integrado por más de 240 mil expedientes clasificados y organizados en siete fondos documentales con una temporalidad de 1558 a 1990.
  • El acervo de la Biblioteca Central del Agua se integró en 1986 con documentos de la Dirección y Subdirección de Agrología de la extinta SRH y SARH y está conformada por Estudios y Proyectos generados desde la Comisión Nacional de Irrigación hasta la actual Comisión Nacional del Agua. En 1994 se integran materiales bibliográficos con temas sociales, económicos y culturales que permiten apoyar el desarrollo de la investigación, la docencia y el estudio de ramas afines. El acervo resguarda más de 30 mil referencias, clasificadas en seis colecciones, con una temporalidad que data desde 1871 a la fecha.

Procedencia institucional de los documentos

El origen documental contenido en el acervo del Archivo Histórico y la Biblioteca Central del Agua, se obtuvo mediante acciones de rescate y donaciones. La mayor parte de la información fue generada por las instituciones que precedieron a la CONAGUA en la administración del recurso hídrico:

  • Secretaría de Fomento (1891-1917).
  • Secretaría de Agricultura y Fomento (1917-1946) a través de la Dirección de Aguas, Tierras y Colonización (1917-1925).
  • Comisión Nacional de Irrigación (CNI) (1926-1946).  
  • Secretaría de Recursos Hidráulicos (1947- 1976).
  • Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos (1977-1989).
  • Comisión Nacional del Agua (CONAGUA, 16 de enero de 1989 a la fecha).

UNESCO reconoce el valor excepcional de documentos históricos sobre el agua en México. Consulta el comunicado de prensa aquí.