Es una terapia que consiste en sumergirse en los bosques o la naturaleza y conectar con el entorno usando los cinco sentidos, lo que permite mejorar la salud y aumentar la sensación de felicidad y calma.

Los baños de bosques proporcionan beneficios físicos, psicológicos y emocionales que mejoran tu calidad de vida.