Los nuevos dueños no han invertido en la modernización y automatización El corporativo azucarero Ingenio Emiliano Zapata del grupo Beta San Miguel exigió la liquidación de más de 50 por ciento de la plantilla de obreros del programa de reparación, pero no se lo vamos a permitir, aseveró el dirigente sindical, Víctor Manuel Velarde Díaz. Informó que el martes pasado empezaron las negociaciones en la Ciudad de México con la Comisión que nombró la asamblea de obreros de la sección 72 de este ingenio, para la revisión de plazas que han pedido desde el año pasado. En este nuevo acercamiento, señaló que la empresa no quita el dedo del renglón sobre el oficio que metieron al inicio de 205 plazas, no obstante se pronunció tajante en la defensa de las plazas, ya que con menos de 200 plazas no podrá llevar a cabo la reparación de la industria, pues ya se hizo el análisis de la carga de trabajo. Y es que los nuevos dueños del corporativo azucarero no han invertido en la modernización y automatización del ingenio, como lo han hecho en otros donde deben trabajan con un reducido número de obreros. Además, cabe señalar que no lo harán hasta que se resuelva el litigio legal que enfrenta el Gobierno federal con Molina, del Consorcio Azucarero Escorpión, desde la expropiación de los ingenios. Recordó que el primer recorte de personal obrero fue contra la plantilla de base de los 724 obreros que trabajaban durante la zafra, donde el ajuste fue de 154 plazas liquidadas y quedaron 550 obreros que son los que trabajan en la reparación. Destacó que hoy sostendrán negociaciones directamente con el gerente del ingenio, quien presentó el proyecto de recorte al Grupo Beta San Miguel, “está aferrado a ese recorte” reconoció, al exponer que se planteará como inviable, ya que en reparación son 394 plazas. Por lo que no podrá repararse en los tiempos y plazos con sólo 198 obreros, pues, “tenemos experiencia y sabemos que no se reparará con esa cantidad de gente” insistió Velarde Díaz Asimismo, refutó los argumentos que dan los representantes de la empresa de que en otros ingenios realizan la reparación con solo 150, o por mucho, 180 trabajadores, sin embargo, recalcó que son ingenios modernizados que contratan compañías externas y aquí el trabajo lo hacen sólo los obreros. “Aquí los obreros agarran los contratos y hacen los trabajos extras” insistió en torno a la preparación y capacitación de los obreros de este ingenio, sin embargo, también, de acuerdo con el contrato, no permitirán que vengan contratistas externos para el trabajo que pueden hacer las manos calificadas de los obreros de este ingenio” (sic.). 

El Sol de Jojutla, Páginas Interiores 2018-02-09