Su propósito, radica en procurar los mayores beneficios para la sociedad con los menores costos posibles, mediante la formulación normativa de reglas e incentivos que estimulen la innovación, la confianza en la economía, la productividad y, la eficiencia a favor del crecimiento y bienestar general de la sociedad.

Con la implementación de la política de mejora regulatoria, se busca elevar los niveles de productividad y crecimiento económico en entidades federativas y municipios del país, mediante la disminución de obstáculos y costos para los empresarios y ciudadanos al momento que realizan sus actividades.

“La mejora regulatoria es una política pública a favor de los ciudadanos y es constante, es decir, nunca se detiene y el gobierno trabaja de manera continua, con las entidades federativas, en sus condiciones regulatorias, para con ello incidir en mejorar las condiciones de vida de sus habitantes”: Mario Emilio Gutiérrez Caballero, Director General de la COFEMER.