Tras un importante trabajo de actualización, la ESMA, por sus siglas en inglés, publicó un reporte que actualiza sus “Lineamientos para la aplicación del régimen de reconocimiento de las Agencias Calificadoras de Crédito”.

En dicho reporte, anunció que la supervisión y marco regulatorio mexicanos en torno a las calificadoras de valores, alcanzan los requisitos para ser considerados equivalentes al régimen europeo, lo que permite que los valores calificados por agencias nacionales, puedan intercambiarse con mayor facilidad en los mercados de la Unión Europea (UE).

El régimen de equivalencia permite que las calificaciones crediticias emitidas por una Agencia Calificadora de un país no europeo, en este caso México, sean utilizadas para cumplir con exigencias regulatorias dentro de la UE.

ESMA declaró que, “considerando la importancia de las calificaciones crediticias generadas en países no europeos y que son utilizadas dentro de la UE, es necesario que los marcos regulatorios y de supervisión de estos países cumplan con altos estándares y que existan garantías de que las agencias calificadoras cumplan con dichos estándares en la práctica.”

El análisis presenta una valoración del marco legal y de supervisión de 9 jurisdicciones que hasta ahora se consideraban aptas para el régimen de equivalencia: México, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Hong Kong, Japón, Singapur y Estados Unidos.  De estas entidades, sólo México, Canadá, Hong Kong, Japón y Estados Unidos cuentan con un marco legal y de supervisión que alcanza satisfactoriamente los nuevos requerimientos.

Dicho reconocimiento facilita la comercialización de los valores listados y calificados por instituciones calificadoras mexicanas dentro de los distintos mercados de la UE y los acerca a más inversionistas a nivel global.

La CNBV reitera su compromiso para el desarrollo e incorporación de mejores prácticas en el mercado de valores que fomenten el sano desarrollo del sistema financiero mexicano en beneficio de los usuarios.