Los avances tecnológicos para el tamizaje y el diagnóstico, así como la necesidad de ampliar el acceso al diagnóstico y garantizar la vinculación de las personas con diagnóstico presuntamente positivo a los servicios de atención, resultan una prioridad para la respuesta a la epidemia del VIH y el sida en el país, debido a que la detección representa el primer pilar de la cascada del continuo de la atención del VIH.

Actualmente, existen una diversidad de pruebas que detectan antígenos y anticuerpos del virus, lo que requiere del conocimiento de sus especificaciones técnicas y de aplicación para realizar una adecuada selección y acorde al escenario en que se requiera.

La presente guía, constituye un conjunto de recomendaciones técnicas desarrolladas de forma sistemática para llevar a cabo la detección del virus, tanto en grupos clave, grupos en situación de desigualdad y vulnerabilidad, como en población general; de tal forma que el personal de los servicios de atención de salud de los diversos niveles de atención, cuenten con estrategias tendientes a fortalecer e incrementar la detección del VIH, con base en el contexto de cada población.

Descargar Guía completa