En las últimas décadas nuestro país ha sido escenario de graves emergencias como la ocurrida en el pozo Ixtoc en la sonda de Campeche (1979), la explosión de esferas de Gas L.P. en San Juan Ixhuatepec, Edo. de Méx. (1984), el incendio de una planta de agroquímicos en Córdoba, Ver. (1991), la explosión del alcantarillado en la Cd. de Guadalajara, Jal. (1992), fuga de ácido sulfhídrico en la sonda de Campeche (2007), incendio de azufre en Lázaro Cardenas, Mich. (2014), derrame de solución acidulada de cobre en Cananea, Son. (2014), explosión de planta Clorados 3 en Pajaritos, Ver. (2016), por citar algunas de las de mayor impacto a la población como al ambiente.