Sistema automático para la medición de la densidad de sólidos y líquidos
La densidad de sólidos es especialmente importante en la industria de los metales y la industria de los plásticos, siendo vital en procesos de transportes de fluidos, en control de calidad de alimentos y bebidas, en análisis de composición de productos diversos, entre otros.  
La medición de la densidad es muy dependiente de condiciones como la presión y la temperatura, para garantizar la exactitud y comparabilidad de las mediciones de densidad a un nivel de alta exactitud, es importante que el control de las magnitudes de influencia sea muy estricto, además de que su trazabilidad hacia las unidades del SI sea de manera confiable.
La Dirección de Masa y Densidad del CENAM recientemente desarrollo un sistema automático para la medición de la densidad de sólidos y líquidos con la suficiencia de medición a nivel nacional y posible comparación e implementación con otros Institutos nacionales., en esta ocasión se realizó para el uso del Laboratorio Nacional de Metrología de Costa Rica (LACOMET). 
El sistema de medición consiste de un conjunto de instrumentos y mecanismos que con base en el principio de Arquímedes se determina la densidad de sólidos y líquidos con una alta exactitud. El Patrón de densidad a utilizarse en este sistema es una esfera de aproximadamente 94 mm de diámetro y masa aproximada a 1 kg. 
Parte importante del sistema automático para la medición de densidad es su control de temperatura, el cual logra una estabilidad térmica de unos cuantos milikelvins, lo que permite mejorar la repetibilidad de las mediciones y consecuentemente incrementar la exactitud de las mediciones de densidad. Además, controla los movimientos necesarios para realizar las mediciones de masa de la esfera sumergida en el líquido (a medir o de referencia, según sea el caso), e integra todos instrumentos entregando un informe completo al usuario con las indicaciones de la balanza en conjunto con las indicaciones de todos los instrumentos de medición de temperatura, presión y humedad relativa, con lo cual el metrólogo podrá calcular los valores de volumen y/o densidad de su mensurando. 
El sistema permite obtener la mejor exactitud posible de su patrón sólido de densidad, al eliminar el factor humano y controlar con una alta exactitud la temperatura de la medición, siendo estos factores, dos de las principales fuentes de incertidumbre en las mediciones de densidad.