Tras los sismos ocurridos los pasados 7 y 23 de septiembre en el centro y sureste del país, las subestaciones eléctricas Ixtepec Potencia y Juchitán Dos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) Transmisión en la región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, reportaron al Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) daños en su infraestructura eléctrica.

Asimismo, 24 centrales eólicas, ubicadas en la misma región, reportaron al CENACE daños en sus instalaciones, quedando indisponibles.

Sin embargo, conforme a la revisión por parte de CFE Transmisión y a la reparación de los daños en las subestaciones eléctricas de su propiedad, al igual que el resto de las empresas eólicas dentro de sus instalaciones, el CENACE ha coordinado su reconexión al Sistema Interconectado Nacional, por lo que ya se encuentran operando sin limitaciones el 100% de las centrales eólicas (nueve) que entregan su producción a la subestación Juchitán Dos.

En tanto, desde el domingo pasado al quedar en servicio un transformador de 400/115 kV en la subestación Ixtepec Potencia, se autorizó a las cuatro centrales eólicas que estaban disponibles a que se reconectaran al sistema. Las otras tres centrales eólicas que no se han reintegrado al sistema eléctrico continúan reparando los daños y fallas registradas, las cuales podrían quedar disponibles en las próximas 48 o 72 horas.

Desde que se reportaran los daños causados por los recientes sismos, el CENACE mantiene permanente comunicación y coordinación con CFE Transmisión y con los representantes de las centrales eólicas de la región conforme a los criterios de operación del Sistema Eléctrico Nacional dispuestos en el Código de Red.