Comunicado de prensa 05/2018.- El pasado miércoles 6 de junio de 2018, a las 16:23 horas se alcanzó la Demanda Máxima Histórica en el Sistema Interconectado Nacional con 46,813 MW, lo cual representó un 4.44% más con respecto a la demanda máxima del año pasado, la cual fue de 44,820 MW. Este escenario fue cubierto, sin llevar a cabo restricciones, ni interrupciones de carga en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), mostrando sus capacidades para atender una alta demanda de energía.

El SEN cuenta con una red eléctrica confiable que permite atender la demanda y soportar la pérdida de alguno de sus elementos, sin necesidad de llevar a cabo interrupciones en el suministro eléctrico.

Es importante precisar que en todas las temporadas de verano se presenta un escenario de demanda mayor que el resto del año, principalmente en junio, debido a las altas temperaturas que se llegan alcanzar y al incremento en el uso de aparatos eléctricos para mantener la temperatura en valores más confortables.

Bajo este contexto, la planeación operativa llevada a cabo por el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) considera hacer uso del mayor número de recursos disponibles de generación para atender la demanda, sin necesidad de interrumpir el servicio, por lo cual, no autoriza mantenimientos en esta temporada.

Entre estos recursos se encuentra la disponibilidad del parque de generación, el cual actualmente es del orden de los 52,000 MW, es decir, mayor al de la demanda, por lo cual, se tiene una expectativa positiva en que se mantenga así para satisfacer la demanda al 100%.

Durante esta temporada de verano excepcionalmente se autorizaron mantenimientos en dos unidades hidráulicas de 16 y 36 MW, es decir, 0.08% del total del parque.

Asimismo, se tiene previsto que durante julio entren en prueba 1581 MW de nueva generación y para agosto se tienen programados 1704 MW.

Aunado a ello, en cuanto a las centrales hidráulicas al día de hoy el nivel de las presas es satisfactorio y se encuentra dentro de los límites de operación segura, además de que la energía almacenada es mayor a la que se tenía el año pasado. Por lo tanto, se cuenta con disponibilidad de energía hidráulica suficiente para operar todas sus unidades, con excepción de las dos anteriormente mencionadas.

Para el operador independiente del sistema eléctrico, el CENACE, la temporada de verano, que va del 15 de mayo al 15 de septiembre, es considerada como aquella en que los márgenes de reserva se estrechan debido al crecimiento de la demanda, sin embargo, estos márgenes se prevén sean suficientes para la operación confiable del sistema y evitar el desabasto.

Finalmente, el CENACE, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) Suministro Básico, los Participantes de Mercado, Generadores y CFE Distribución trabajan de manera coordinada permanentemente para mantener en todo momento un suministro seguro y confiable en el SEN.

 

-00-