La música y la danza permiten la expresión de la muerte, o tal vez sería mejor decir que es ella la que utiliza las expresiones artísticas para hacerse presente y recordarnos que, ante su inevitable mirada, las diferencias sociales y culturales se diluyen por completo. Pero para los pueblos indígenas la muerte es más que eso, su celebración es un vehículo conducente a los tiempos primigenios en donde se creó el mundo a partir del eterno caos cósmico. Los “antiguos” ahora pertenecen a ese tiempo y espacio sagrados, a ese universo mítico que da sustento a la cultura; ellos han pasado a formar parte del imaginario social que permite pensar, sentir y actuar en el mundo.

La muerte en la Música y la Danza. jacaltecos

La selección de piezas que aquí presentamos es resultado de las grabaciones realizadas durante el Festival de la Diversidad: La muerte en la música y la danza de los pueblos indígenas que se realizó en la Ciudad de México en octubre de 2004. Este material tiene por meta dar una muestra más de lo rico y diverso del patrimonio cultural, a partir de la difusión de los ejemplos musicales que hicieran vibrar a miles de escuchas. Las expresiones musicales aquí vertidas adquieren su verdadero sentido cuando se convierten en estrategias contra el olvido social del que son objeto los niños, las mujeres y los hombres indígenas portadores de este saber musical y dancístico. Las comunidades elevan al infinito su voz hecha música, hablan a través de su palabra transfigurada en movimientos corporales, en figuras coreográficas, para enseñarnos de manera contundente que los pueblos indígenas son una parte fundamental del México contemporáneo.

La muerte en la Música y la Danza. Cucapás.

Escucha en línea una selección de piezas del fonograma.