La migración actualmente es un asunto que se refiere a la lucha por la dignidad ya que permite a las personas elegir salvarse a sí mismas y escoger formar parte de una sociedad y no aislarse. Por ello, este año el lema promovido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es “Migración con dignidad”, donde ésta es un requisito indispensable como punto de partida para tratar un tema tan importante como el de la migración.

En ese entorno, el secretario general de la ONU, António Guterres destacó que “la migración es un poderoso motor del crecimiento económico, el dinamismo y la comprensión”, pero alertó que, si este fenómeno está mal regulado, la migración entonces puede intensificar las divisiones entre las sociedades y hacer vulnerables a las personas ante la explotación y el abuso, con lo que las instituciones se verían debilitadas. También hizo un llamado para que se cumpla con lo establecido en el “Pacto Mundial para la migración”, de tal forma que se lleven a cabo los lineamientos de una migración segura y ordenada. Recordó que dicho Pacto cuenta con el respaldo de los miembros de las Naciones Unidas, con lo que se hará frente a los desafíos que contrae este fenómeno, por una parte, y cosechará, por otra, sus numerosos beneficios.

Según datos de la ONU, este año 3 mil 400 migrantes y refugiados perdieron la vida en todo el mundo, y en 2017 el número de migrantes fue de 250 millones, frente a los 173 millones del año 2000. Sin embargo, hay 68 millones de personas que han sido desplazadas por la fuerza en muchas regiones del planeta.

Derivado de ello, en 2018 se aprobaron dos nuevos acuerdos: el “Pacto mundial para establecer una migración segura, ordenada y regular”, y el “Pacto mundial sobre refugiados”, los cuales reafirman la protección internacional de estas personas, subrayando la obligación de los Estados de mejorarla.

En el caso de México, la migración es un tema complejo puesto que se presentan diversos flujos migratorios como la migración de origen, tránsito, destino y retorno. La Organización Internacional para las Migraciones (OMI) ha señalado que el corredor migratorio México-Estados Unidos es el más transitado del mundo ya que ese país es el principal destino de la migración mundial en la actualidad.

La migración irregular en nuestro país (es decir, ese tránsito de personas extranjeras como de los connacionales hacia Estados Unidos), ha hecho necesaria la generación de políticas públicas orientadas hacia una responsabilidad compartida de los países de la región, cuya base sean los derechos humanos y la seguridad humana, expuso la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Este organismo explicó que la seguridad de las personas se logra mediante el respeto pleno a sus derechos humanos, garantizando su desarrollo personal, la satisfacción de sus necesidades básicas y la participación en la comunidad de manera libre y segura.

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que en Estados Unidos viven 12 millones y medio de mexicanos, de los cuales la mitad se halla en condición migratoria irregular.

La migración transfronteriza (México-Estados Unidos, y México-Guatemala) está catalogada como un fenómeno regional, con rasgos binacionales y biculturales, y con carácter fronterizo entre las personas y familias que habitan esas regiones.