Es un seguro que cubre al asegurado de las afectaciones  que sufra su cultivo hasta por el importe de la Suma Asegurada, con motivo de las variaciones en los niveles de precipitación pluvial (Déficit o Exceso), de acuerdo a los datos acumulados de precipitación que se emitan en el Reporte Climatológico de las Estaciones Meteorológicas de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA)

El esquema contempla que cuando exista la ausencia de datos en el reporte climatológico, o cuando los existentes no llegaran a reflejen afectaciones al cultivo en todo o en parte de la superficie asegurada, se realizará inspección en campo para verificar físicamente las condiciones reales en que se encuentra el cultivo