Estos huertos no sólo brindan alimentos económicos, frescos y saludables, sino que también representan un paso fundamental hacia la sostenibilidad alimentaria y la preservación del medio ambiente.

Una alternativa sostenible para las familias de La Hierba

En colaboración con la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de Altos Norte (JIAN), el CENID AF ha establecido seis huertos familiares biointensivos en esta región semiárida del Centro de México. Este proyecto se ha convertido en una fuente valiosa de alimentos para las familias locales, mitigando la inseguridad alimentaria y fomentando prácticas agrícolas sostenibles.

La Dra. Griselda Chávez Aguilar, investigadora titular del CENID AF, destaca la importancia de estos huertos en la producción de alimentos a bajo costo, frescos y saludables. Además, resalta que el proyecto contribuye significativamente a la reducción de la degradación ambiental, ya que se basa en el uso de insumos locales, fertilizantes orgánicos y minimiza el uso de maquinaria, optimizando los recursos económicos.

  • Componentes Clave de los Huertos Biointensivos

El éxito radica en la aplicación efectiva de diversas tecnologías que maximizan los beneficios agrícolas. Uno de los componentes clave es la creación de camas de cultivo biointensivas, diseñadas para producir una amplia variedad de hortalizas en pequeñas superficies de suelo. El Dr. Odilón Gayosso Barragán, investigador del CENID AF, juega un papel fundamental en la capacitación de las familias sobre la preparación de estas camas y el manejo de los cultivos.

Además, se destaca la implementación de compostas como un componente esencial, ya que permiten la producción de humus y lixiviados, utilizados como fertilizantes orgánicos para potenciar el crecimiento de las hortalizas. Este enfoque no solo es eficiente, sino también respetuoso con el medio ambiente.

El agua, recurso vital para la agricultura en zonas semiáridas

En una región caracterizada por una limitada precipitación, la captación de agua de lluvia es crucial. El CENID AF colabora para implementar tecnologías que maximizan el uso de este recurso vital, desde sistemas de captación de lluvia hasta el riego por goteo, se busca garantizar un suministro eficiente de agua para los cultivos en los huertos familiares.

Beneficios de los huertos biointensivos

1. Biodiversidad en acción:

Al cultivar una variedad de hortalizas se crea un entorno propicio para insectos benéficos y polinizadores. Las abejas, mariquitas y otros insectos útiles encuentran en estos huertos un hogar que contribuye no solo al éxito de los cultivos, sino también al equilibrio ecológico local.

2. Manejo inteligente de residuos:

La implementación de compostas y lombricompostas en estos huertos aborda de manera efectiva el manejo de residuos, la transformación de desechos orgánicos en nutrientes valiosos demuestra cómo la agricultura biointensiva va más allá de la producción de alimentos y contribuye a la gestión sostenible de los residuos.

3. Comunidad conectada:

Las familias que participan en este proyecto comparten conocimientos sobre agricultura sostenible y establecen lazos más fuertes entre ellas. La colaboración en la preparación de los huertos, la cosecha y el intercambio de productos cultivados crea un sentido de pertenencia y cooperación.

Los huertos familiares biointensivos están cambiando la forma en que se produce y consume alimentos, además de tejer una red de beneficios que abarcan desde la biodiversidad hasta la fortaleza económica y la cohesión comunitaria. 

Con un enfoque holístico que abarca desde la preparación del suelo hasta la gestión del agua y la cría de animales, este proyecto muestra cómo la tecnología aplicada de manera inteligente puede transformar la seguridad alimentaria y fomentar prácticas agrícolas sostenibles. 

La comunidad de La Hierba está sembrando las semillas de un futuro más saludable y sostenible a través de la agricultura familiar biointensiva. ¡Te invitamos a que te sumes!