El ponche de frutas, además de ser una bebida tradicional y sabrosa, es también un excelente aliado contra las enfermedades propias de la temporada invernal. Y no sólo eso, es muy nutritiva gracias a sus ingredientes que aportan: vitamina A, vitamina C, y complejo B que, entre otras cosas, benefician al sistema nervioso.

El ponche de frutas es una bebida emblemática que se ha convertido en toda una tradición gastronómica en nuestro país.

Aunque es sumamente popular en México, el ponche proviene de la India y su nombre deriva del sánscrito pañc, que en el español significa “cinco”, debido a los ingredientes que originalmente contenía, alcohol, azúcar, agua, limón y té o distintas especias.

Esta bebida fue introducida a tierras británicas, para después esparcirse a todo el continente europeo. Fue así como los españoles lo trajeron al continente americano durante La Conquista.

La actual receta del ponche mexicano es poco parecida a la original, proveniente de India o de Europa. Para el caso de México, se prepara con caña, ciruela pasa, manzana, canela, tejocote, guayaba y piloncillo.

Beneficios del consumo de ponche de frutas

  • Es una bebida antioxidante.

  • Te ayuda a recuperarte de enfermedades respiratorias y también a prevenirlas.

  • Combate el estreñimiento

¡Prepara un delicioso ponche de frutas y disfrútalo en compañía de tus seres más queridos!

Ingredientes

  • ½ kg. de tejocote partidos en mitades

  • ½ kg. de guayaba partida en cuartos

  • 250 gr. ciruela pasa

  • 5 manzanas amarillas partidas en octavos

  • 1½kg caña de azúcar partida en bastoncitos

  • 250 gr de tamarindo pelado

  • 3 rajas de canela

  • ¾ kg. de azúcar

  • 1 cono de piloncillo

  • 100 gr de flor de jamaica

  • 2 clavos de olor

Preparación

  1. En una cacerola grande calienta el agua con el azúcar, la canela y el piloncillo.

  2. Al primer hervor, agrega los tejocotes y la caña, 15 minutos después, añade las manzanas y unos minutos después las guayabas, la ciruela pasa, el tamarindo, la jamaica y los clavos de olor.

  3. Recuerda mantener la llama a fuego medio y dejar que el agua se consuma un poco, sin que la guayaba y las manzanas se desbaraten. Sírvelo bien caliente.