Conocimiento académico, idiomas extranjeros, música, teatro, danza, artes plásticas, poesía, literatura, oratoria, educación física y muchas  disciplinas más,  han distinguido a lo largo de 62 años a la Escuela Secundaria Anexa a la Normal Superior de México (ESANS) y  la ha convertido  en el prototipo de la impartición de la educación secundaria en todo el país.

Desde su fundación en 1955, la famosa anexa, como se le conoce en el ámbito educativo de la Ciudad de México, se enfocó a lograr una educación secundaria integral y de calidad, mediante la estrategia de actividades curriculares y extracurriculares en horarios de contra turno, y por sus resultados exitosos, fue reconocida como  laboratorio tipo pedagógico de la Escuela Normal Superior de México. La destacada trayectoria y desempeño de sus  docentes y egresados, así como la demanda social constante, son los mejores indicadores de su prestigio.

Esto quedó plenamente confirmado en la celebración del 62 aniversario que toda la comunidad de la ESANS, integrada por más de mil adolescentes, directivos, maestros, ex maestros y ex alumnos, además del personal de apoyo y padres de familia llevaron a cabo el 7 de abril, en el Auditorio Rafael Ramírez de la institución.

En el evento conmemorativo, la comunidad escolar de la ESANS refrendó la calidad de la enseñanza  recibida,  tanto en civismo como  en las expresiones artísticas de música, danza, ópera, poesía coral y oratoria que confirmaron el renombre de escuela modelo.

La ceremonia del 62 aniversario fue encabezada por la directora  general de Educación Normal y Actualización del Magisterio (DGENAM) de la Administración Federal de Servicios Educativos en el Distrito Federal, María Luisa Gordillo Díaz y por la directora de la  ESANS, Elena Gabriela Haro Mayo, con la asistencia de los directores generales de las escuelas normales de la Ciudad de México; funcionarios de la comunidad normal y de invitados especiales.

Galería Fotografíca