Por eso, su prioridad es brindar a los padres de familia, a los docentes, y, sobre todo a los alumnos de educación básica de la Ciudad de México, la certeza de que todas las escuelas oficiales y particulares se encuentren en óptimas condiciones físicas para que puedan retornar a las aulas.

Para tal efecto, la Administración Federal de Servicios Educativos en la Ciudad de México está coordinando las tareas de revisión y supervisión de los inmuebles con  expertos de los Colegios de Ingenieros Civiles y de Arquitectos de México, que son los organismos más reconocidos en materia de construcción  de inmuebles.

Uno de los planteles revisados fue la Escuela Primaria Modelo, ubicada en la colonia Anáhuac de la Delegación Miguel Hidalgo, donde el arquitecto Max Betancourt Suárez, miembro del Colegio de Arquitectos de México y  Director Responsable de Obras (DRO), coordinado con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI) del gobierno de la Ciudad de México, y  el  ingeniero José Arturo Zárate Martínez,  segundo secretario del Colegio de Ingenieros Civiles de México, acompañados por Luis Ignacio Sánchez Gómez, Administrador Federal de Servicios Educativos en la Ciudad de México, de la Secretaría de Educación Pública, revisaron trabes, columnas, pisos, escaleras, ventanas  y demás instalaciones del plantel,  para verificar si  presenta daños en su estructura.

Explicaron que para calificar las condiciones del inmueble utilizan el sistema de semáforo; el rojo indica que el inmueble está colapsado en su parte estructural, lo que impide su ocupación; el amarillo señala que sólo  tiene fisuras de consideración,  mientras que el verde se aplica cuando está en óptimas condiciones para ser ocupado de inmediato, como ocurrió en el caso de la Escuela Primaria Modelo, a la cual se le emitió el Dictamen de Seguridad Estructural, que le permite reabrir sus puertas a partir del 29 de septiembre. Este documento  fue colocado en las puertas del plantel por su director, Alejandro Juárez Santiago, para enterar a los padres de familia y a la comunidad en general.

Luis Ignacio Sánchez Gómez  subrayó que los padres de familia pueden tener la confianza de que los dictámenes están avalados por las máximas autoridades en la materia, y reiteró que sólo las escuelas, públicas y privadas que cuenten con este documento  podrán reiniciar clases en la Ciudad de México.

Galería Fotografíca