Todo esto y más fue lo que  experimentaron  más de 90 mil alumnos y alumnas de Educación Básica que asistieron voluntariamente  a la Escuela de Verano en 414 planteles públicos de la Ciudad de México. En un ambiente informal pero ordenado, fueron guiados y atendidos por más de seis mil docentes de preescolar, primaria, secundaria y de educación especial.

Esta experiencia de aprendizaje lúdico fue organizada por la Administración de Servicios Educativos en la Ciudad de México de la Secretaría de Educación Pública y se llevó a cabo del 10 al 21 de julio, como parte del Programa Escuela de Verano, que es un piloto de Proyectos de Autonomía Curricular que propone el nuevo modelo educativo.

En esta ocasión se desarrollaron 20 proyectos en los cinco ámbitos de la Autonomía Curricular, cuyo eje central es el aprendizaje lúdico y vivencial entre los alumnos; entre ellos destacaron: Ampliar la Formación Académica,  para  fortalecer  el lenguaje y la comunicación  y promover el razonamiento matemático y el pensamiento científico.

Otros ámbitos fueron: Potenciar el Desarrollo Personal y Social orientado a la diversión en movimiento, a la formación de campeones, en  educación física, en alumnos de cuarto, quinto y sexto de primaria  y secundaria e impulsar la educación artística, y en Nuevos Contenidos Relevantes se brindaron actividades en robótica, en diseño de videojuegos y en educación financiera.

La dinámica de estas actividades propició que los alumnos de los tres niveles de educación básica y especial, aprendieran jugando e interactuaran con sus pares de otras escuelas.

 

Galería Fotografíca