Juan Carlos Mariscal Gómez es un estudiante que ha decidido emprender como camino de vida, junto con su socio César Serrano, “Dereum Labs”, porque sueñan con construir una empresa que sea vista como un laboratorio de tecnología para el espacio sideral, y “Sidereum” es la palabra en latín que le dio origen.

Múltiples historias como la de Juan Carlos y César, se han dado cita en el primer “Congreso de Emprendimiento Espacial”, encuentro educativo con el doble objetivo de aprender y emprender, y que, tras el anuncio de su celebración, convocó a jóvenes a todo lo largo y ancho del país para reunirse de forma presencial o por internet.

El director general de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), impartió la plática educativa temática inicial como mensaje inaugural del evento.

Entre otros conceptos, el científico explicó que, así como su generación; jóvenes en 1969 también conocidos como “Baby Boomers”, se maravillaron con las imágenes del Apolo 11 despegando desde Cabo Kennedy, la juventud actual conocida como “Millennials”, se ha entusiasmado con el viaje a Marte o los proyectos de Elon Musk.

Consideró que, con la apertura lograda por Internet, la juventud emprendedora de todo el mundo actualmente tiene muchas más posibilidades de tener participación activa aportando proyectos a este nuevo capítulo de la exploración espacial al planeta rojo, que antes estaba limitada a los gobiernos de manera exclusiva, explicó.

Por su parte, Juan Carlos Mariscal recordó que mucha gente no creyó en él en 2014, cuando animaba a sus amigos estudiantes de ingeniería de la UNAM con la idea de proyectar un vehículo Rover para Marte, o de comenzar a aplicar a convocatorias de organismos internacionales relacionados al espacio.

Pero el pasado 2017, el Space Generation Advisory Council (SGAC), organismo mundial de la materia espacial apoyado por la Oficina de Naciones Unidas para los Asuntos del Espacio Exterior (ONU-UNOOSA), aceptó el Rover que diseñó con su grupo de amigos conocido como UNAM Space, para la Misión Análoga a Marte “Poland Mars Analogue Simulation”.

A su vez, César Serrano Baza recordó también que antes, en 2016, el equipo UNAM Space en el que participó junto con Mariscal, recibió el premio internacional “Hans von Muldau Team Award” de manos del propio Presidente de la Federación Internacional de Astronáutica (IAF), Jean-Yves LeGall.

Relatos como el de Juan Carlos, César, y muchos otros, se entrelazan en el Primer Congreso de Emprendimiento Espacial, realizado en el marco de la Semana Mundial de la Cosmonáutica, los que orbitan en torno a que, en 2011, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 12 de abril como Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados.

Y es que fue en un día como ése, pero de 1961, que se realizó el primer vuelo espacial tripulado por el ruso Yuri Gagarin, y fue también un 12 de abril, pero de 1981, que despegó el Columbia, primer transbordador espacial de la NASA.

Éstos, y otros interesantes datos científicos e inspiradoras historias de jóvenes con interés en integrarse con su gran ingenio al rubro aeroespacial como camino de vida, fluyeron en amenas charlas al final de esta interesante plática educativa y de conocimiento espacial.