En la Ciudad de México una de las muchas escuelas primarias de turno vespertino con un gran compromiso y con una amplia matricula de 765 estudiantes, provenientes la mayoría del estado de México, es la Emiliano Zapata, ubicada en la colonia Industrial, al norte de la Ciudad de México. En sus instalaciones cuentan con dos murales de Pablo O´Higgins, prestigiado artista y alumno de Diego Rivera.

Este plantel fue inaugurado en el año de 1932 cuando los centros escolares, pensados desde la época de Vasconcelos, atendían todas las disciplinas, dándole prioridad al deporte. En aquel tiempo, la escuela contaba con una parcela y con un área arbolada. Conforme fue avanzando la vida de la colonia, se fue perdiendo parte de lo que era el terreno; se empezó a fragmentar y terminó por dividirse en dos partes, que hoy corresponden a dos escuelas, Emiliano Zapata, con dos turnos,  y Jesús Romero Flores, de tiempo completo.

 “Tenacidad es una importante característica que distingue a la escuela primaria Emiliano Zapata, ya que aprovechamos todos los proyectos que nos brindan, ninguno se deja de llevar a cabo”, comentó la maestra directora del turno vespertino, desde hace cuatro años, Cosette Emmanuelle Vivanda Ibarra, quien dijo estar muy orgullosa de la entrega y compromiso de los 35 docentes, del personal de apoyo y, sobre todo, del alumnado. 

Debido a que la mayoría de los alumnos provienen de diversos municipios del  estado de México, pasan sentados mucho tiempo en el transporte escolar  (alrededor de cuatro horas al día), los directivos se han preocupado por promover el deporte, especialmente la natación, con una alberca propia.

Todos los alumnos toman clases de natación una vez a la semana durante una hora. En la alberca se han preparado un sinnúmero de estudiantes. Osos Polares, es el nombre del equipo de natación que representa a la escuela en las distintas competencias. Su entrenador es el profesor Gustavo Gervasio Guerrero, desde hace ya 14 años.

El equipo de natación de la escuela Emiliano Zapata está formado por 56 alumnos de dos categorías; la infantil A,  integrada por ocho menores de 9 y 10 años, y la  infantil B con alumnos de 11 y 12 años

En distintas generaciones ha habido alumnos destacados en la natación, como Adrián Ramírez, quien  actualmente entrena para obtener su lugar en el equipo que representará a México en  los próximos Juegos Olímpicos, en la modalidad de pentatlón. Otra nadadora exalumna es Aice Núñez, campeona en pecho y mariposa a nivel nacional hace 6 años, en la categoría juvenil A, en tanto que David López, otro egresado de la escuela primaria Emiliano Zapata, es un nadador profesional que forma parte del  equipo mayor del Comité Olímpico Mexicano.

Tal como lo dijo el profesor Gustavo, la natación aporta beneficios muy importantes para la salud de los escolares, ya que adquieren seguridad; se desarrollan mejor y adquieren más  habilidades, socializan,  aprenden a seguir indicaciones y a respetar reglas. La práctica de este deporte estimula a  los niños a estudiar mejor.

Los Osos Polares son sinónimo de títulos deportivos. Llevan ocho campeonatos consecutivos en juegos deportivos escolares a nivel Ciudad de México. Como muestra de la importancia de inculcar el deporte y formar jóvenes responsables y sanos,  a la entrada de la escuela, justo enfrente, tienen una vitrina llena de trofeos obtenidos por los alumnos.

Además de las clases de natación, todos los miércoles cada maestra o maestro de la institución organiza una Mega Activación Física (una de las acciones de la Ruta De Mejora),  que consiste en poner a bailar a toda la escuela y así poder seguir con sus actividades,  ejercitados y frescos. El profesor a quien le toca, elige una canción agradable para los niños y organiza una pequeña coreografía.

Galería Fotografíca