Muchas gracias por recibirme. Cada vez que pregunto a la gente de la cancillería dónde podemos hacer un evento internacional, me dicen que en Querétaro. No importa cuál sea la pregunta, Querétaro siempre sale como respuesta.

Si viene la premier de Quebec, hay que venir a Querétaro para ver a Bombardier; si queremos relanzar la relación estratégica con Francia, hay que venir a Querétaro para ver lo que está haciendo Safrán; si queremos celebrar los 70 años de la relación con Canadá, hay que tener el evento en Querétaro, porque acá viene Bombardier; si queremos festejar 20 años del Tratado de Libre Comercio hay que hacerlo en Querétaro, porque acá están las inversiones de los tres países.

Prácticamente, entonces, para cada planteamiento que hacemos nos traerá siempre a Querétaro, y cuando hacemos política exterior sobre las bases de las ventajas que tiene México, yo mismo me encuentro siempre citando como ejemplo de lo que México ofrece lo que Querétaro está haciendo.

Esta universidad de constituye en sí mismo en una herramienta de política exterior, llama la atención del mundo cómo una buena idea que se consolidó, que surgió de un espacio de diálogo, de un espacio de entendimiento, de una muy buena idea del señor Miguel Alemán y del Grupo de Alto Nivel México-Francia, que recoge la administración local de Querétaro, que se asocia con la federación y que se traduce en un proyecto que ancla en uno de los espacios de mayor dinamismo del continente.

Ahora que me tocaba participar en el evento del COMCE, yo pensaba que valdría mucho la pena, y por eso les agradezco, el pudiera venir a hablar de qué es de lo que estaba diciéndole al mundo, sin haberlo conocido.

No solamente la visita me permitía el conocer la universidad, el ver físicamente el desarrollo que esto ha detonado, sino también tener la posibilidad de saludar a este modelo de líderes internacionales que desde Querétaro se ha construido con el liderazgo de Federico, de Marcelo, del señor rector.

Pocas veces se tiene la suerte de ver un proyecto que se concibió y darle seguimiento hasta que tiene sus primeros éxitos, que es una fortuna que tiene Marcelo, que tiene Jorge.

Y mi único objetivo era saludarlos a ustedes, conocer de primera mano esta experiencia para seguir haciendo política exterior  sobre la base de lo que México ofrece y que Querétaro expresa también.

Muchas gracias y muy buenos días.