Canciller José Antonio Meade Kuribreña: Muy buenos días a todos ustedes. Muy buenos días y bienvenida a la Secretaría de Relaciones Exteriores, Mercedes Juan, la secretaria de Salud.

Muy contentos de que esté con nosotros y que nos acompañe desde Nicaragua la doctora Marcia Ramírez, quien allá se encarga de la Familia, Adolescencia y Niñez.

Estamos muy contentos de que esté aquí representando a la doctora Margaret Chan, al doctor Etienne Krug, nos sentimos muy agradecidos de que esté representada la OPS y la OMS en México por la doctora Maureen Birmingham, le damos la más cordial bienvenida.

Estamos muy contentos de que nos acompañe siempre la Secretaría de Gobernación, hoy representada aquí por el licenciado Roberto Campa Cifrián.

Bienvenidos a México, bienvenidos a esta cancillería. Agradecemos mucho la participación de todos y cada uno de ustedes en esta reunión sobre prevención de la violencia.

Es un grave problema de naturaleza global, es un grave problema de salud pública, es un grave problema de derechos humanos y un grave problema de desarrollo. Pero es un problema, y un poco convicción, la que nos tiene aquí reunidos.

Este encuentro tiene, precisamente como propósito, consolidar esfuerzos nacionales, esfuerzos regionales y esfuerzos globales orientados a fortalecer la recopilación de datos y las investigaciones sobre la prevención de la violencia.

Una herramienta básica para establecer metas medibles para prevenir la violencia es la disponibilidad de datos duros e información de primera mano sobre el problema.

Información que recopilan y a la que tienen acceso nuestro Ministerio de Salud, que son quienes brindan atención directa a las víctimas de la violencia. Con base en esa información nuestros Ministerios de Asuntos Exteriores pueden diseñar, articular estrategias de cooperación internacional  para combatir este mal.

Ésta reunión, entonces, nos convoca a los sectores que somos parte importante de quienes podemos enfrentar y cooperar para prevenir la violencia, el sector salud y el sector de relaciones exteriores. La comunidad internacional está inmersa en la construcción de la Agenda de Desarrollo Post-2015.

México ha planteado que la inclusión sea un eje rector de las políticas de desarrollo para que superemos problemas que impactan negativamente al desarrollo a escala mundial. Vista la inclusión desde la perspectiva de la prevención de la violencia, implica que busquemos la participación de todos en las estrategias para prevenirlas. Que todos hagamos nuestro el objetivo de erradicar la violencia de nuestras vidas y de nuestras comunidades. En México estamos trabajando en ello.

El programa para Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia articula políticas públicas, estrategias y acciones de prevención de la violencia y la delincuencia con la participación de los tres poderes de la unión, la sociedad civil organizada, la iniciativa privada, instancias nacionales e internacionales y por supuesto los diferentes niveles de gobierno.

México como actor internacional consciente de sus responsabilidades ha sido y seguirá siendo un participante activo en la prevención de la violencia. De nosotros dependerá que la Campaña Mundial de Prevención de la Violencia de la OMS y las buenas prácticas que serán compartidas en éste encuentro, tengan un impacto real en la construcción de sociedades libres de violencia.

Muchas gracias por su visita, por su participación en ésta reunión y por su amable atención. De nuevo bienvenidos.