Pregunta: ¿Cómo van los preparativos de la Cumbre Iberoamericana?

Canciller José Antonio Meade Kuribreña: Ha sido un trabajo intenso. Un trabajo que, de hecho, culmina un proceso de relanzamiento de la Iberoamericana. Un trabajo que recoge la labor del entonces secretario general de la Iberoamericana, Enrique Iglesias; de la anterior canciller, Patricia Espinosa; y del presidente Lagos, que recorrieron la comunidad iberoamericana para encontrarle, dentro de nuestra nueva arquitectura de diálogo, un espacio puntual.

Esta cumbre entonces refleja este trabajo y ya definido su nuevo foco, pues un trabajo ministerial intenso para dotar a la cumbre de entregables y para darle un buen material que, esperamos nosotros, sea base de un diálogo importante por quienes representan a sus países en la comunidad iberoamericana.

Pregunta: ¿Qué importancia se le da al proceso de reflexión sobre el devenir de esta cumbre?

Canciller José Antonio Meade Kuribreña: Nosotros sentimos que es importante, pensamos que la idea de que sea bienal, que se alterne con el encuentro entre CELAC y la Unión Europea, que se concentre en educación, cultura e innovación, que son importantes por sí mismos, pero son importantes también por lo que pueden aportar a generar una Iberoamérica en paz, una Iberoamérica próspera, una Iberoamérica incluyente.

Nos parece que es positivo, que fue acertado, y habrá de reflejarse eso en una cumbre que, pensamos nosotros, le dará un buen aporte a la comunidad iberoamericana.

Pregunta: ¿Sobre su presencia aquí, en Quito?

Canciller José Antonio Meade Kuribreña: Invitados a ser testigos de la inauguración del nuevo edificio de UNASUR, y con ello reflejar el interés que tiene México de estrechar sus vínculos con la comunidad sudamericana.

Pregunta: ¿Hablará sobre el tema de la cumbre con los mandatarios?

Canciller José Antonio Meade Kuribreña: Oportunidad para revisar con ellos, si hubiese alrededor de la cumbre, algún elemento que sintieran que debe estar mejor representado y, ciertamente, oportunidad de volver a insistir en el gusto que nos dará tener a sus países representados en México.

Pregunta: ¿Cuál es el mensaje que le da México a esta región?

Canciller José Antonio Meade Kuribreña: Un mensaje de aprecio, de afecto y cercanía en una región que no se entiende sin México, y en un México que no se entiende sin la cercanía y sin los vínculos con esta región. Gracias.