Buenas noches, muchas gracias por asistir a esta invitación. El presidente y su gabinete trabajan todos los días para construir un México en paz, próspero, incluyente, con educación de calidad y que atienda su responsabilidad global.

La decisión del presidente Enrique Peña Nieto de acotar su agenda de actividades prevista para la próxima semana en Asia-Pacífico, obedece a su preocupación de seguir atendiendo los temas que hoy nos preocupan y nos duelen.

Por ello, el primer mandatario ajusta su agenda a los encuentros que mayor impacto tengan en el crecimiento y desarrollo del país. México ha consolidado su posición como miembro de pleno derecho en diferentes grupos y mecanismos de diálogo.

Estos influyen decisivamente en la gobernanza económica mundial y traen beneficios concretos al país. Los dos grupos más importantes son el Grupo de los 20 y el Mecanismo de Cooperación Económica Asia-Pacífico.

De igual forma, desde el principio de la administración nos propusimos construir una relación más cercana con China, hoy la segunda economía del mundo, y nuestro segundo socio comercial.

La gira internacional del presidente de la República, del 9 al 15 de noviembre de 2014, implica la atención de las siguientes actividades: primero, la participación en la 22 reunión de líderes económicos de APEC; segundo, la visita de Estado a la República Popular China; tercero, la participación en la cumbre de líderes del Grupo de los 20, en Brisbane, Australia.

Vale la pena señalar que la fecha de ambas cumbres se determinó con meses de antelación y que la agenda a desahogarse es parte del trabajo desde el inicio de esta administración.

Si bien las actividades de la 22 reunión de líderes económicos se realizarán del 9 al 11 de noviembre, está previsto que el presidente de la República participe en APEC únicamente el día 11, en la totalidad de las actividades programadas ese día.

Por su parte, la visita de Estado a la República Popular China se realizará los días 12 y 13 de noviembre en Shanghái y Beijing, respectivamente.

En cuanto a la cumbre del G20, a realizarse los días 15 y 16 de noviembre, el presidente de la República participará exclusivamente el primer día de actividades, incluido el retiro de líderes.

Es la primera ocasión que las cumbres de APEC y del G20 se realizan con apenas unos días de diferencia. APEC reúne al conjunto de economías más dinámicas del mundo en la región de Asia-Pacífico; estas economías representan el 40% de la población mundial, casi el 60% del PIB mundial y casi el 50% del comercio mundial.

APEC congrega a cinco de los diez principales socios comerciales de México, de Estados Unidos, China, Canadá, Japón y Corea cuyo volumen combinado del comercio de nuestro país suma actualmente más de 600 000 millones de dólares.

En APEC se encuentran tres de los diez mayores inversionistas en nuestro país, Estados Unidos, Canadá y Japón, cuyas inversiones acumuladas en los últimos años en México, suman casi 200 mil millones de dólares.

En México el comercio internacional representa el 65% del PIB; asegurar resultados positivos en la agenda de APEC implica apuntalar el crecimiento de la economía y del empleo de nuestro país.

En la reunión de APEC se van a buscar tres objetivos puntuales: uno; liberalizar las barreras que enfrenta el comercio y las inversiones, como parte del trabajo de APEC en las últimas dos décadas, se ha reducido un tercio las tarifas arancelares promedio.

El comercio entre los miembros de APEC se ha incrementado seis veces en las últimas dos décadas. En México, uno de cada cinco empleos está vinculado al sector exportador, por lo que, el trabajo en este foro significa más crecimiento económico, mejores empleos y mayor prosperidad.

El segundo objetivo que se va a buscar en la reunión de APEC, tiene que ver con la facilitación de negocios. Los miembros de APEC han reducido los costos de transacción para hacer negocios, entre quienes lo integran, en más del 12% en la última década.

El comercio de México con el mundo, las inversiones de nuestro sector empresarial y nuestros emprendedores se benefician de menores trabas regulatorias y regiones aduanales eficientes.

En APEC se trabajará, también, para identificar mejores espacios de cooperación económica y técnica. Esto tiene que ver con mayor conectividad intraregional con mayores esfuerzos en telecomunicaciones, y estos elementos de mayor conectividad sin duda ayudan a que México se encuentre mayor comunicado en beneficio de generar un mayor entorno de crecimiento.

Por cuanto a la visita de Estado a China se refiere, es importante recordar que China es ya hoy el segundo socio comercial de México. Más de tres cuartas partes de las importaciones que hacemos de China son productos intermedios que se incorporan a nuestras cadenas de valor.

Nuestras industrias por tanto, están íntimamente integradas. Observamos, y hemos construido en estos dos años de trabajo una relación más intensa y más cercana, hemos logrado mayor penetración al mercado chino de productos mexicanos, lo hemos logrado ya para la carne de cerdo, para el tequila y para otros productos.

Para poner en perspectiva lo que eso implica es previsible que al final de este sexenio el mercado de China sea el segundo más importante mercado de exportación para el tequila. Esto en apoyo de los más de 60 mil empleos directos que esta industria genera.

En esta visita trataremos de consolidar mayor acceso a financiamiento y tecnología, tomando en cuenta que hoy China es uno de los tres inversionistas en el extranjero más importantes a nivel mundial.

China invierte todos los años más de 100 mil millones de dólares. China también es el país que genera más turismo internacional; anualmente viajan de China más de 98 millones de turistas.

Buscaremos en este viaje, en este encuentro, generar condiciones para capturar un mayor porcentaje de turistas en beneficio de una industria que hoy explica en México el 8.5 por ciento del PIB.

La consolidación de la relación con China implica un trabajo, continuo, permanente y, sobre todo, un trabajo predecible.

Por cuanto al G20 se refiere, importante recordar que es el principal foro de coordinación entre las economías más importantes del mundo. México lo presidió en 2012, asistió por primera vez el presidente Peña Nieto el año pasado en San Petersburgo, y dese que el grupo se constituyó a nivel de líderes en 2008 siempre ha habido en él la presencia de un presidente mexicano.

El G20 es una plataforma privilegiada para que México contribuya al diálogo y a la toma de decisiones entre los principales desafíos internacionales. Ahí la agenda que habremos de desahogar tiene que ver con el compromiso que se va a buscar para que las economías del mundo generen condiciones para incrementar el crecimiento dos puntos porcentuales por arriba del crecimiento inercial en los siguientes cinco años.

Dada la exposición que México tiene al mundo por la vía del comercio, esto quiere decir que si el PIB mundial crece medio punto porcentual, el PIB de México crece medio punto adicional.

En el G20 se va a revisar también una importante una agenda infraestructura; agenda a la que México contribuye y de la que se beneficia de manera importante. En el G20 se buscará también evitar que se instrumenten medidas proteccionistas. En términos generales, si se generan condiciones para que el comercio mundial crezca en un uno por ciento adicional, el crecimiento en México crece 0.3 por ciento adicional.

Además, habremos de revisar agenda que tiene que ver con enfrentar y evitar evasión fiscal, mejorar las condiciones para las remesas internacionales de las que México es un beneficiario importante, y encontrar esquemas que incrementen la participación de las mujeres en el mercado laboral.

El presidente Peña Nieto aprovechará para transmitir en ese foro los avances que se han logrado en México con la reciente aprobación e implementación de las reformas estructurales y el potencial de desarrollo que estas significan para el país. Estaría con estos elementos a sus órdenes para las preguntas que pudieran tener.

Pregunta: Es evidente que no se puede cuestionar ni la pertinencia, ni la importancia de las cumbres y de la visita de Estado, sin embargo en términos de violencia y de inseguridad siempre hay dos dimensiones y una de ellas es la percepción.

Desde hace algunos días se han manifestado algunas personas en el sentido de la conveniencia o no de ir, sobre todo en términos políticos, más que en términos económicos y financieros que es evidente que puede reiterar en un beneficio para el país, pero le reitero en términos de percepción, ¿Cómo lo mide el gobierno federal o cómo lo mide la cancillería?

Canciller José Antonio Meade: El gobierno federal tiene que trabajar en diferentes dimensiones, en todas la cuales está profundamente comprometido. El presidente y así lo reflejaba yo al principio, comprometió su agenda en beneficio de construir condiciones de paz, pero también de prosperidad, de inclusión, de crecimiento y tiene por lo tanto que encontrar un balance adecuado entre todos esos objetivos.

La oportunidad que permite para México en términos de inversión, en términos de empleo, en términos de contribuir a la construcción de una imagen que se genere en México en empleos también en inversión y crecimiento es, sin ninguna duda, importante.

De ahí el balance que aquí se escogió de una agenda acotada, de una agenda de menor tiempo, en un viaje que implica la complejidad de dos cumbres que se dan una tras la otra, en una viaje que implica una logística de más de 40 horas solamente de trayecto entre los dos destinos, de hecho más de 54 horas, entre los dos destinos, permitirá que desahoguemos esa agenda, al tiempo que habiéndola acortado le permitirá al presidente desahogar los compromisos que ha asumido en materia de paz, en materia de transparencia, en materia de rendición de cuentas y en materia de seguirle dando seguimiento puntual y seguir rindiendo cuentas claras en los temas que en materia de seguridad hoy nos preocupan.

Pregunta: Dos cuestiones, una si nos pudiera ahondar un poco más ¿quiénes acompañan al presidente para tener más claro cuál es el panorama de trabajo que se realizará, y pues un poco insistir en el punto de vista que decía mi compañero Ciro sobre la percepción?

Evidentemente pues los ojos del mundo están puestos en México por lo que pasó en Guerrero y lo que ha venido ocurriendo, y usted nos ha comentado claramente cuál es el camino que ha seguido el gobierno federal para llevar a cabo esta investigación que estamos viendo, pero evidentemente pues hay un trabajo político de convencer el mundo de que ese trabajo rendirá frutos ¿Cómo se realizará?

Canciller José Antonio Meade: A la gira acompañarán al Presidente, estarán en proceso de definirlo, pero en principio la Secretaría de Relaciones y la Secretaría de Economía por cuanto al tramo de atención de APEC y de G20 se refiere y por cuanto al tramo de atención de la visita de Estado.

Habrá representación de las áreas que están buscando generar entregables concretos y eso implica transporte, la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, implica la Secretaría de Agricultura y Ganadería, implica la Secretaría de Turismo, además de la Secretaría de Relaciones y de Economía, también de la visita de China y algunas otras de este gobierno que están generando entregables puntuales, medibles concretos que se traduzcan en mayores empleos y mayor crecimiento.

La imagen de México se construye todos los días con acciones claras, con acciones transformadoras, se construye sobre un patrimonio y sobre un legado, y un México que es visto en estos foros como la 14ª economía más grande del mundo, como una economía abierta al comercio, como una economía que se transforma y que se reforma, como una economía que capacita a sus jóvenes y los prepara para hacer frente a los retos globales, como una economía que es un destino importante de turismo y como un país que enfrenta retos importantes, pero que lo hace de cara a su sociedad y con absoluta y plena convicción.

Pregunta: ¿En algún momento se consideró cancelar la gira? Y si así se hizo ¿Por qué se decidió lo contrario?  Y la segunda, se va a dos foros muy importantes G20 y APEC. Ante estos foros cómo explicar y generar la confianza de los otros países frente a las reformas estructurales cuando suceden hechos como los que están ocurriendo en Guerrero, en el que se ha planteado que el Estado de Derecho en México sigue siendo muy débil.

Canciller José Antonio Meade: Respecto a la primera, la decisión original, en compromisos internacionales que se habían comprometido y asumido hace mucho tiempo implicó el replanteamiento en términos de la posibilidad de acotarla, para que el Presidente pudiera estar pendiente y dar seguimiento más cercano a los temas en los que hoy estamos trabajando y que hoy nos preocupan y que tienen que ver con el fortalecimiento no sólo del Estado de Derecho, sino con la solución transparente y pública de cara a la sociedad mexicana y a la sociedad internacional de lo que sucedió en Iguala.

La decisión por tanto fue no asistir a toda la extensión de los eventos, para efectos prácticos estará yendo un día a APEC, un día al G20 y desahogando la visita de Estado en China. Reduciendo la participación en dos días en APEC y en un día en el G20.

La definición por tanto fue la de ajustar la agenda a la mínima expresión que le permitiera cumplir y aprovechar estos dos foros, en lo económico, y la visita de Estado en ánimo de generar condiciones de mayor oportunidad, de mayor prosperidad, no sólo en el corto plazo, sino como una inversión a largo plazo que para México es estratégico.

México en este lamentable episodio de Iguala ha acreditado desde el principio voluntad, transparencia. Hemos rendido cuentas dentro, lo hemos hecho fuera. Hemos enfrentado el escrutinio de diferentes instancias de derechos humanos y frente a ellas hemos acreditado voluntad, capacidad y compromiso a rendir cuentas.

Muchas gracias.


15730368312 6fc00c3d36 o.jpg
15705102116 b1aec76358 o.jpg
15108859104 c8cea5a737 o.jpg