José Antonio Meade Kuribreña: Para México es de gran importancia el evento al que hoy estamos asistiendo, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el GEF, sirve como mecanismo financiero de las convenciones ambientales multilaterales y otros acuerdos internacionales, muchos temas que tienen que ver con cambio climático, con diversidad biológica, con combatir la desertificación, el mercurio, contaminantes orgánicos persistentes y sustancias que agotan la capa de ozono han encontrado concreción gracias al financiamiento que aporta el Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

Esto quiere decir que el fondo permite que las causas que nos preocupan encuentren de viva expresión el financiamiento y que podamos a través de esos esfuerzos identificar programas piloto, acciones concretas que sean útiles en alcanzar los objetivos que se están planteando en las diferentes convenciones ambientales.

Es una asamblea que se reúne cada cuatro años y eso le da también una gran relevancia, en ella se busca participen todos los países miembros, son 183 países miembros a nivel ministerial. Aquí se han dado cita ya 151 países y sumados a los organismos hay delegaciones de 172 diferentes instancias, son más de mil delegados los que participan en el foro.

México, como ustedes saben, fue miembro fundador del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, ha sido y seguirá siendo donante, ha recibido recursos desde 1991, tiene una cartera importante, el apoyo que México recibió del fondo le permitió cumplir con los objetivos en diversas iniciativas y en diversos temas, notablemente en el tema de enfrentar las sustancias que agotan la capa de ozono, en donde México destaca por el grado de cumplimiento que tiene.

Se da, además, la reunión, en un momento que tiene gran importancia. Es importante el momento porque es un espacio decisivo para repensar el curso de nuestro desarrollo sustentable global, por lo que debemos de renovar el compromiso con el bienestar de todas las personas en el mundo, pero lo es también porque estamos en el proceso de definir la Agenda de Desarrollo Post 2015.

El meter al Fondo para el Medio Ambiente Mundial en esa narrativa es de gran importancia, nos permite que acompañemos con un mecanismo práctico, con un mecanismo financiero, los objetivos que estamos buscando sean incluidos en la Agenda de Desarrollo Post 2015, en donde está buscando México que, entre otros objetivos expresos, se busque que el desarrollo sea sustentable. Y esto quiere decir que el desarrollo que generemos hoy no sea a coste del desarrollo de generaciones futuras.

 

Desde esa óptica, el GEF forma una parte importante del diálogo, con cargo a lo que definamos en la Agenda Post-2015. El GEF, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, es un buen complemento del Fondo Verde, y los especialistas y los foros que aquí se armaron van a ser de gran utilidad para la movilización de recursos financieros, para complementar el trabajo del Fondo Verde Climático y para aportar elementos a la discusión y darle concreción a la agenda que estamos queriendo definir para después del 2015.

De ahí la importancia de este encuentro y el agradecimiento con ustedes, de haberle brindado atención y cobertura. Muchas gracias.

Pregunta: Gracias canciller, buen día. Pues, primero que nada, preguntarle ¿cuál es la importancia de que México sea sede de esta V Asamblea del GEF? Y, sobre todo, el subsecretario de Hacienda y también el secretario de la SEMARNAT estaban señalando, que la reforma energética es un elemento clave en este desarrollo de México sustentable. ¿Cómo estará participando la cancillería en la promoción de estas oportunidades que hay para la producción de energías sustentables en otros países? Que ya han manifestado abiertamente el interés en México, y pues de que se concrete toda esta legislación secundaria, que estará dándoles un marco normativo claro para saber cuál es el terreno que estarán pisando. Gracias canciller.

Canciller José Antonio Meade: El Fondo para el Medio Ambiente Mundial tiene su asamblea cada cuatro años. Se ha convertido en el mecanismo de financiamiento más importante de las convenciones ambientales multilaterales.

Cuando la declaración internacional, cuando la aspiración, la voluntad política, se concretan en una declaración, pero esta declaración, o esta voluntad política, no encuentra fondeo pues muchas veces se queda en buenas intenciones.

La importancia del fondo y la asamblea que hoy nos convoca, es que es un espacio, que desde 1991, ha venido encontrando forma de apoyar con recurso financiero e iniciativas específicas. Y podemos ver, en cada uno de los proyectos que apoya el GEF, cómo nos permite adelantar, en los objetivos que nos hemos planteado, en preservar la diversidad biológica, en hacer trabajos vinculados con acotar el cambio climático o hacerle frente a sus consecuencias.

Una de las iniciativas más valiosas y más exitosas, tiene que ver con la eliminación de los contaminantes y sustancias que agotan la capa de ozono.

El que hoy se escoja a México, para tener ese espacio de reflexión para volver a buscar el financiamiento necesario para seguir acompañando las convenciones ambientales, refleja también un reconocimiento de que México es un actor relevante en estos temas.

Lo es por su voluntad política, lo es por su acción legislativa, lo es por el compromiso y por el trabajo que ha puesto detrás de cada una de estas convenciones y de los resultados que estas convenciones han alcanzado.

Como tú comentas, implica el esfuerzo del tema ambiental, involucra a varias secretarías. En este caso concreto, siendo la razón fundamental de ser la del fondo el financiamiento, el liderazgo clave de la secretaría de Hacienda, pero por la temática el papel de liderazgo que juega la SEMARNAT y la propia secretaría  de Energía.

Efectivamente, uno de los elementos que aquí se han destacado, lo ha destacado en este foro, el secretario de Medio Ambiente, pero lo ha destacado en diversos foros, también, el secretario de Energía, uno de los elementos importantes de la reforma energética tiene que ver con su componente verde, con la posibilidad de que diversifiquemos por la vía de más participación y de mejores elementos tecnológicos, nuestra matriz de generación y que jueguen un mayor papel en él, energías renovables y de diferente tipo.

 

Y tiene, además, que ver con el desarrollo sustentable que queremos generar, porque en la medida que contemos con un sector energético más moderno y más competitivo, contaremos también con mejores elementos para competir en el mundo sobre la base de una energía más sustentable y de un modelo de desarrollo que no implique menores oportunidades para las generaciones por venir.

Pregunta: Como está canciller, muy buenas tardes. Yo quiero preguntarle, ya de alguna manera decía algo en la primer respuesta de mi compañera pero de qué va a depender, si sólo es en términos económicos de lo que pueda recibir México para impulsar sus proyectos ¿de qué va a depender que esta cumbre se pueda considerar que fue un éxito?, y ¿cómo queda posicionado México respecto a otras cumbres que tienen que ver con el tema ambiental, por ejemplo, con los mecanismos de cobro?

José Antonio Meade Kuribreña: El tema ambiental y el trabajo y el éxito de cumbres como ésta, empieza y se acredita incluso antes de que la cumbre se celebre. El diálogo vinculado con los retos que implica el cambio climático, es un diálogo que se desarrolla en el tiempo, que no se agota en una sola cumbre, que encuentra un punto de inflexión muy importante y que el mundo reconoce en la COP16, que habrá de tener continuidad este año en Perú, proceso con el cual, por cierto, México está muy comprometido, en el que se pretende alcanzar resultados y contenidos concretos en la Conferencia de las Partes en París el año que entra.

Pero este esfuerzo de la convención que tiene su propio mecanismo financiero en el fondo verde se complementa de manera muy natural con lo que está haciendo, con lo que viene haciendo, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Este fondo identifica proyectos, los fondea y nos permite evaluar el resultado y el impacto de cada proyecto en las metas que estamos buscando.

Una primera medida del éxito de la cumbre, primero es que se celebre, segundo es que se celebre en México, tercero es que vengan 151 de los 183 países, tercero es que estén representadas todas las instancias financiadoras de los principales donantes en el tema.

Cuarto el interés que han levantado todos y cada uno de los paneles que se han propuesto y los eventos secundarios, los eventos paralelos, que le han dado seguimiento; y quinto, finalmente, el compromiso de recursos financieros que se espera se termine al final de la Asamblea para que el Fondo para el Medio Ambiente siga siendo un actor relevante en el financiamiento de estos retos.

Pero lo que esperamos al final del día es que quede claro que es un mismo diálogo, que todas esas instancias se complementan, que lo que está en juego es muy importante, pero que hay la voluntad política y el liderazgo de países como México para buscar al mismo tiempo que se consensen metas y que se identifiquen mecanismos para sacarlos adelante.

Pregunta: Buenas tardes doctor Meade, una primera pregunta para contextualizar y darle sentido a nuestras notas. A esta reunión vienen la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Secretaría de Relaciones Exteriores, la SEMARNAT y SENER. ¿Qué papel juegan en esta reunión cada una de ellas?

Y la pregunta en la que he insistido en estos dos días, es un poco sobre el alcance de esta reunión y, sobre todo, el alcance de un fondo de apenas 4 mil 400 millones de dólares. Usted fue secretario de Hacienda y trae una película macro económica muy clara, es una suma que nos parece  muy reducida.

 

Quisiera que nos ayudara a entender la trascendencia del fondo, sobre todo pensando que los problemas ambientales y, sobre todo, las secuelas del cambio climático son terribles y que un fondo de ese tamaño por más que haya cofinanciamiento que duplica, triplica, cuadruplica esos montos, siguen siendo muy reducidos.

 

Canciller José Antonio Meade: Cada una de las cuatro Secretarías que participa juega un papel determinante. La Secretaría de Hacienda liderando este proceso, por cuanto al final del día el Fondo para el Medio Ambiente Mundial se trata de gestionar, conseguir y aplicar recursos para el financiamiento.

La Secretaría de Medio Ambiente, la SEMARNAT, contextualiza y acorta, las definiciones, las metas, los impactos, la forma de medir el resultado de la aplicación de ese recurso.

La Secretaría de Energía contribuye en este proceso de reflexión porque todo el proceso de desarrollo en el que está fincado el trabajo que se hace en el mundo descansa en que los países sean capaces de generar energía y hay modelos de generación que son consistentes con un desarrollo sustentable y modelos de generación que no lo son. La Secretaría de Relaciones Exteriores aporta el diálogo y el proceso de construcción de las metas y de la agenda de desarrollo después del 2015.

Eso quiere decir que está la instancia que representa la ambición de lo que el mundo debe hacer después del 2015 para desarrollarse y está en la mesa quien puede aportar las necesidades desde el punto de vista energético para lograrlo. Está quien puede aportar el impacto de los diferentes modelos de desarrollo hacia adelante, y quien puede identificar la forma de financiarlo.

4.3 mil millones de pesos, efectivamente, respecto del reto, es una cantidad que se antoja insuficiente. México ha venido empujando en beneficio de que se incrementen los recursos con los que cuenta este fondo. Ha sido pionero además en la construcción, en el diseño, en la implementación, en la puesta en marcha del ‘Fondo Verde,’ que complementaría los esfuerzos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

Pero el impacto va mucho más allá del recurso. El cambio climático y su combate exige creatividad, exige que se piloteen proyectos, exige que se corran riesgos, que se exploren tecnologías, que se explore la posibilidad de diferentes tipos de alianza entre distintos tipos de sectores y el GEF, el Fondo para el Medio Ambiente, ha venido identificando elementos novedosos que luego se pueden replicar, proyectos piloto que después se pueden escalar, tecnologías disruptivas que luego se pueden generalizar.

El papel que juega va mucho más allá solamente de los recursos y es punta de lanza para muchos de los temas, tecnologías, acuerdos y arreglos que pueden ser útiles para combatir el cambio climático y para alcanzar los objetivos múltiples que nos hemos planteado en las diferentes convenciones ambientales multilaterales.

Pregunta: Secretario, buenas tardes. Bueno, cambiando un poco de tema en esta cuestión de la situación migratoria, se menciona una eventual plática, un análisis en Estados Unidos, en el Senado, sobre este tema, ¿nos podría profundizar un poco al respecto?

Canciller José Antonio Meade: Para México el tema migratorio es de enorme importancia. Para México implica un reto múltiple porque al mismo tiempo somos destino y origen, tránsito y repatriación. Eso nos implica un proceso de reflexión, un proceso de compromiso constante y permanente. Implica una acción multilateral relevante e implica un diálogo importante con los Estados Unidos en ese tema.

México ha señalado respecto a la población migrante, sobre todo mexicanos en ese país, que es muy importante primero, que cualquier proceso de reflexión tome en cuenta lo mucho que aporta el migrante allá, en la lógica de reconocer también en México lo mucho que aporta al país el migrante que salió de él.

México ha exigido que en ese debate se tenga primero al centro la importancia de respetar los derechos laborales y sus derechos humanos. México ha buscado dar todo el apoyo posible a las comunidades de migrantes que llevan en este proceso y en esta exigencia ya muchas generaciones. Y le ha dado la bienvenida al debate y a la oportunidad que se está dando en los Estados Unidos para generar un arreglo de manera comprensiva, de manera integral, al reto que implica la migración.

Habríamos de seguir en ese proceso de defensa, en ese proceso de reconocimiento  y en ese proceso de aportar los mejores elementos, respetuoso del proceso interno que tenga ese debate, pero buscando que la reflexión y que el debate estén informados.