Bajo la organización de la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), con el apoyo de la Comisión Nacional de Seguridad de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), y el auspicio del Consejo de Europa, se inauguró ayer el Taller sobre Legislación en materia de Ciberdelincuencia en América Latina.

 La ceremonia, realizada en la sede de la Cancillería, fue presidida por la subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República, Mariana Benítez Tiburcio, acompañada de la secretaria de la Comisión de Justicia y Presidenta del Comité de Garantía de Acceso y Transparencia de la Información del Senado de la República, senadora Arely Gómez González; el presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, diputado Ricardo Fidel Pacheco; el secretario ejecutivo de la Secretaría General de la Presidencia del Consejo de la Judicatura Federal, magistrado Luis Fernando Angulo Jacobo; el comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones, maestro Mario Germán Fromow Rangel, y el secretario ejecutivo del Comité del Convenio sobre la Ciberdelincuencia, del Consejo de Europa, Alexander Seger.

 El taller consiste en un ejercicio de análisis y reflexión dividido en tres jornadas: la primera dedicada al ámbito nacional y las subsecuentes orientadas al ámbito internacional, con el objetivo común de sensibilizar a los participantes sobre el fenómeno creciente de la ciberdelincuencia y los graves daños que ocasiona a la sociedad, ya sean patrimoniales, físicos, morales o sobre la infraestructura institucional crítica.

 Se pretende que impulse las modificaciones necesarias al marco jurídico mexicano, que permitan enfrentar, de manera más efectiva, las amenazas y retos que plantea la ciberdelincuencia así como brindar las condiciones para la adhesión del Estado mexicano al citado tratado -conocido como Convenio de Budapest.

 Las intervenciones de los ponentes tuvieron como puntos coincidentes los siguientes:

 México y la comunidad internacional enfrentan un reto complejo en materia de combate a la impunidad. La ciberdelincuencia aprovecha la naturaleza altamente técnica de los medios que utiliza, de la omnipresencia y de la operación transfronteriza que la tecnología posibilita.

 En este sentido, se consideraron como acciones a implementar de manera compartida: la actualización del marco jurídico, la adhesión al Convenio de Budapest así como el impulso al desarrollo y especialización institucional, y el fortalecimiento de las capacidades de los servidores públicos involucrados en la persecución de tales delitos.

 Los representantes de los tres poderes coincidieron en que existen las condiciones políticas y jurídicas para que a más tardar el próximo periodo legislativo se aprueben las medidas antes señaladas.

 Finalmente, es importante resaltar como un hecho inédito, las respectivas participaciones de los tres Poderes de la Unión, en las que quedó plasmada la preocupación, el compromiso y la necesidad de tomar acciones inmediatas y concretas, desde sus diversos ámbitos de actuación.

 Al respecto, el secretario Seger subrayó que gran parte del carácter exitoso de la jornada de hoy, derivó de haber logrado conjuntar el interés y participación de representantes de las tres funciones de gobierno, de la industria y de la sociedad civil, y puntualizó que constituye un modelo a replicar en otros países.



13568889903 2bd5a5083b b.jpg