México y Estados Unidos celebraron la segunda reunión del Grupo Ejecutivo de Políticas de Repatriación en la Ciudad de México, para dar seguimiento a la agenda bilateral relacionada con los procesos de repatriación de personas mexicanas y garantizar su retorno digno, seguro y ordenado. Dicho grupo fue acordado en la reunión de los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y de Estados Unidos, Barack Obama, en febrero pasado.

En esta sesión, las delegaciones de ambos países instruyeron a sus respectivas agencias e instancias a efectuar las repatriaciones por doce puntos de repatriación en los que existen infraestructura y programas de asistencia establecidos para recibir a los mexicanos en retorno. Por otra parte, se acordó realizar las repatriaciones primordialmente en horario diurno. Se resolvió, además, continuar explorando buenas prácticas que permitan mejorar el manejo de las pertenencias de los nacionales mexicanos repatriados. Por último, ambas delegaciones compartieron información sobre los procesos y acciones implementadas para atender a los niños, niñas y adolescentes no acompañados.

La delegación mexicana estuvo encabezada por la subsecretaria de Migración, Población y Asuntos Migratorios de la Secretaría de Gobernación, Mercedes del Carmen Guillén Vicente; el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, Sergio Alcocer Martínez de Castro; y el embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora. La delegación estadounidense estuvo compuesta por el subsecretario para Asuntos Internacionales, Alan Bersin; y el comisionado de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, Gil Kerlikowske, ambos del Departamento de Seguridad Interna

Las conclusiones de esta segunda reunión de alto nivel representan un avance sustantivo en temas prioritarios para ambos países y refrendan el compromiso de ambos gobiernos en conducir las repatriaciones de una manera coordinada que permita salvaguardar la seguridad y el respeto de los derechos humanos de los mexicanos migrantes en retorno.