Representantes de los gobiernos de México y Estados Unidos sostuvieron, en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la primera reunión sobre las políticas de uso de la fuerza por parte de agentes estadounidenses pertenecientes a la patrulla fronteriza y a la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés).

La reunión fue resultado del compromiso adquirido entre ambos países durante la visita, en marzo pasado, del secretario de Seguridad Interna, Jeh Johnson, quien en conversación con el presidente Enrique Peña Nieto y el canciller José Antonio Meade, acordaron extender y continuar el diálogo a fin de prevenir incidentes de violencia fronteriza.

La reunión fue presidida por el subsecretario para América del Norte, Sergio Alcocer Martínez de Castro, y el embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora; por la parte estadounidense estuvieron presentes el comisionado de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, Gil Kerlikowske, además de funcionarios de la patrulla fronteriza y de la embajada de Estados Unidos en México.

Durante el diálogo, la parte mexicana destacó las recientes señales a favor de mayor transparencia dentro de la CBP, al hacer público tanto su manual de procedimientos de uso de la fuerza así como las recomendaciones realizadas por la organización no lucrativa Police Executive Research Forum, en las que se detallan lineamientos y reglas de uso de fuerza menos letal al momento de que sus agentes realicen detenciones de migrantes en la frontera.

En esta reunión, la SRE y CBP formalizaron el diálogo sobre políticas y prácticas de uso de la fuerza e identificaron posibles áreas de colaboración, entre las que destacan la aportación que personal consular de México puede hacer en materia de sensibilización durante la formación de nuevos agentes migratorios estadounidenses, mejorar mecanismos de alerta temprana y formalización de quejas, y fomentar el diálogo con las comunidades transfronterizas a través de campañas binacionales sobre riesgos de cruce indocumentado, entre otros.

La primera reunión sobre políticas de uso de la fuerza con el máximo representante de CBP constituye una muestra del compromiso de la SRE por seguir velando por la seguridad de las personas mexicanas que deciden migrar, al asegurarles un trato digno así como el respeto a sus derechos humanos.