• México tiene la oportunidad histórica de llevar la relación bilateral a un nivel más elevado de cooperación, asociación, corresponsabilidad y respeto mutuo

El Embajador de México ante el Gobierno de Estados Unidos de América, Eduardo Medina Mora Icaza, rindió hoy protesta ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que ratificó el nombramiento que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, expidió a su favor.

El Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, felicitó al Embajador Medina Mora por su nombramiento y reconoció el trabajo del Embajador Arturo Sarukhan al frente de la Embajada de ese país y aseguró que las bases que construyó en la relación bilateral sin duda contribuirán a un desempeño exitoso del nuevo Embajador.

Al expresar su programa de trabajo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el Embajador Medina Mora destacó la importancia de la relación bilateral con Estados Unidos y afirmó que, en el contexto de un nuevo Gobierno, México tiene la oportunidad histórica de llevarla a un nivel más elevado de cooperación, asociación, corresponsabilidad y respeto mutuo.

El Embajador destacó que su actuación en la Embajada se basará siempre en la prevalencia de la soberanía nacional como valor fundamental y puntualizó que, para mejorar la imagen de México ante Estados Unidos, será necesario emprender acciones de diplomacia pública con distintos sectores sociales y medios de comunicación para que se difunda, con regularidad, el valor de la presencia de los mexicanos en ese país. Asimismo, informó que aprovecharán valiosos instrumentos como el apoyo intensivo en la difusión de la rica cultura mexicana así como la promoción turística.

El Embajador Medina Mora afirmó que, como pocas veces en la historia, confluyen condiciones internas y externas que pueden favorecer el desarrollo de México.

Eduardo Medina Mora reconoció que Estados Unidos sigue siendo la más importante potencia mundial y detalló que en ese país funciona la Red Consular más grande del país y que la defensa de los derechos humanos y laborales es la esencia del trabajo diplomático en la relación bilateral.

El diplomático enfatizó que corresponde a la Embajada de México en Estados Unidos  coordinar la gran fuerza consular en ese país en el marco de una política bien definida por el interés nacional así como establecer una activa interacción y diálogo con los distintos actores políticos y sociales que tienen que ver con el rumbo de las relaciones entre ambos países.

El Embajador Medina Mora destacó que la prioridad de la Representación a su cargo será mantener y fortalecer un ambiente positivo y eficiente para los negocios y ampliar las oportunidades de inversión para los mexicanos allá como para los estadounidenses en México, aprovechando la interacción de las redes productivas.

En cuanto al  tema migratorio, el Embajador señaló que es una situación que se debe abordar con un enfoque regional. Reconoció que la reforma migratoria es un asunto de política interna, pero que al Gobierno Mexicano y a la Embajada en Estados Unidos les corresponde velar porque los intereses de nuestros connacionales sean respetados.

El Embajador estableció que, en ese tema, los seis ejes principales de acción durante su gestión, serán:

  •  El respeto a la dignidad humana, salud y educación de nuestros connacionales;
  • Mantener contacto estrecho con las comunidades y organizaciones de mexicanos en los distintos Estados de la Unión Americana;
  • Actuar decididamente en todo caso jurídico que tenga potencial de concretarse en una sentencia en favor de los mexicanos víctimas de injusticias;
  • Evaluar los riesgos de las decisiones de autoridades locales en el ámbito migratorio;
  • Monitorear las políticas de la autoridad migratoria federal de los Estados Unidos que, en los casos de deportaciones podrían, en sus extremos, estar aprovechando la indefensión de nuestros connacionales, y;
  • Coadyuvar en la articulación de la visión de mediano y largo plazo postTLC como el Presidente Enrique Peña Nieto lo ha establecido.