Los ministros de Relaciones Exteriores de México, Indonesia, República de Corea, Turquía y Australia (informalmente conocidos como MIKTA) se reunieron hoy en la ciudad de México para discutir temas globales de interés común y estrategias para fomentar sus relaciones bilaterales y plurilaterales. Asimismo, discutieron sobre la formulación de un diálogo y una agenda de cooperación comunes. Esta es la segunda ocasión en la que los cancilleres se reúnen en los últimos seis meses.

Los ministros subrayaron sus intereses comunes y similitudes como el hecho que todos representan economías abiertas que promueven el libre comercio y la inversión extranjera; son democracias grandes y tienen economías sólidas con potencial de alto crecimiento; tienen fuertes mercados internos, tasas de inflación moderadas y poblaciones con un  creciente poder adquisitivo. Los ministros acordaron reunirse de nuevo en septiembre próximo en Nueva York al margen de la 69ª Sesión de la Asamblea General de la ONU. Australia convocará a una sesión de consultas informales de líderes en noviembre durante la Cumbre de Líderes del G20 en Brisbane. En septiembre, México entregará la coordinación de este diálogo a la República de Corea, país que facilitará las consultas el próximo año y organizará una reunión ministerial en el primer semestre del 2015.

Los cancilleres participaron en dos sesiones de trabajo. La primera sesión fue dedicada a discutir los beneficios del diálogo entre sus países. Los ministros señalaron que la transformación gradual del sistema internacional abre una ventana de oportunidad para que sus países desarrollen un papel constructivo y conciliador a fin de hacer frente a problemas internacionales apremiantes, incluyendo consultas frecuentes sobre situaciones que puedan afectar la paz y la seguridad internacionales. Reconocieron que este diálogo y su compromiso pueden llevar a consolidar sus relaciones y a establecer una mejor cooperación, incluyendo la gobernanza global, el comercio, y la cooperación para el desarrollo.

Durante la segunda sesión de trabajo, los cancilleres discutieron la actual situación política internacional, incluyendo Siria, Ucrania y la Península de Corea, y temas globales de interés común como los crecientes esfuerzos colectivos para lograr que las acciones a favor del desarrollo tengan una mayor efectividad, la agenda de desarrollo post-2015, la seguridad del ciberespacio, el cambio climático, los derechos humanos y la migración, así como la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Asimismo, acordaron ampliar su diálogo sobre temas de comercio y desarrollo en foros internacionales como las Naciones Unidas y el G20.



13858150814 d391f0dff2 b.jpg