Con el propósito de lanzar un programa coordinado contra el tráfico ilícito de migrantes en la región, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), en colaboración con el Gobierno de México y el Consejo Centroamericano y del Caribe de Ministerios Públicos, convocó el 10 y 11 de abril en la capital mexicana a funcionarios públicos de las áreas de investigación, persecución del delito y migración de la región.

Con el nombre “Promoción de la cooperación entre México y Centroamérica para prevenir y combatir el tráfico ilícito de migrantes”, la iniciativa tuvo como objetivo ofrecer a los participantes los elementos teóricos y técnicos necesarios para la construcción de esquemas sólidos, sostenibles y confiables de protección a los migrantes objeto de tráfico ilícito y la prevención de este delito.

Con financiamiento de la Unión Europea, la UNODC promovió la implementación del Protocolo contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire que complementa a la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional.

La asistencia técnica provista por UNODC consistió principalmente en la facilitación de encuentros entre funcionarios mexicanos y centroamericanos para promover su profesionalización y la cooperación internacional, en el marco de una responsabilidad compartida.

Esta iniciativa desarrollada en México también se llevará a cabo en seis países de Centroamérica: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, por el periodo 2013-2016.

Las instancias participantes por parte del Gobierno de México fueron la Secretaría de Gobernación, el Instituto Nacional de Migración, la Policía Federal, la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Relaciones Exteriores. En representación de los Gobiernos de Centroamérica participó el Consejo de Ministerios Públicos Centroamericano y del Caribe.