México y Estados Unidos cuentan con un Memorándum de Entendimiento para la Promoción de la Igualdad de Género, el Empoderamiento y los Derechos Humanos de las Mujeres en el que ambos países se comprometieron a emprender acciones conjuntas que promuevan oportunidades económicas para mujeres y niñas, un desarrollo social con igualdad de género, el fortalecimiento de la seguridad ciudadana con perspectiva de género y un mayor y más igualitario acceso a la justicia.

En ese contexto, el día de hoy tuvo lugar el Primer Encuentro México-Estados Unidos para el Empoderamiento Económico de las Mujeres Mexicanas, en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Dicho evento contó, con la participación del Subsecretario para América del Norte de la SRE, Dr. Sergio Alcocer; de la licenciada Lorena Cruz Sánchez, Presidenta del INMUJERES y del Embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, así como de Organizaciones no Gubernamentales, sociedad civil y altos funcionarios del Ejecutivo Federal tanto de  México como de Estados Unidos, quienes presentaron las acciones que desarrollarán de manera conjunta en el marco de esta iniciativa.

Las autoridades de México y de EUA señalaron su interés por instrumentar programas que promuevan el desarrollo económico de las mujeres, a través de acciones específicas y redes institucionales que faciliten la generación y el crecimiento de sus actividades productivas en diversos sectores.

Con la finalidad de propiciar el empoderamiento y las oportunidades económicas para mujeres y niñas en México, ambos gobiernos fortalecerán y apoyarán redes de empresarias y alianzas público-privadas que faciliten el intercambio de información, capacitación y mejores prácticas a fin de empoderar a las mujeres y que éstas se beneficien de las oportunidades en el ámbito económico; promoverán el acceso a la capacitación, a los mercados y a los mecanismos de financiamiento para mujeres empresarias, particularmente en la pequeña y mediana industria; desarrollarán acciones bilaterales para facilitar la vinculación económica de las mujeres, como un elemento central de las estrategias para incrementar la competitividad económica mutua; y alentarán la creación de oportunidades para las mujeres en todos los niveles del sector laboral formal, a fin de que puedan beneficiarse de la capacitación, de las oportunidades de desarrollo y de los programas de compensación y otorgamiento de beneficios.

El Subsecretario Alcocer, recordó que durante el encuentro que sostuvieron los Presidentes de México, Enrique Peña Nieto y de Estados Unidos, Barack Obama el 2 de mayo pasado, ambos reconocieron como una de las prioridades de sus gobiernos la protección de los derechos humanos y la igualdad de género. Adicionalmente, hicieron énfasis  en  la importancia de la Alianza para un Futuro Igualitario (Equal Futures Partnership), iniciativa estadounidense en el terreno multilateral.

Asimismo, reiteró el compromiso del Presidente Enrique Peña Nieto para que la perspectiva de género sea una política transversal, que alinee los esfuerzos de todo el gobierno para garantizar la plena incorporación de las mujeres al desarrollo.

En su intervención, el Embajador Wayne señaló que “apoyar a las mujeres no sólo es lo correcto, sino que es lo inteligente. Desde que llegué a México, he constatado los esfuerzos conjuntos del gobierno mexicano y de las organizaciones no gubernamentales para establecer a las mujeres como miembros plenos e iguales de la sociedad.  Igualmente, me he sentido profundamente conmovido e inspirado por los muchos héroes – tanto las que lo hacen en silencio como las que levantan sus voces – que se yerguen a favor de los derechos humanos y luchan contra delitos tales como la trata de personas y la violencia doméstica.  Frecuentemente lo hacen enfrentando enormes obstáculos y amenazas violentas.  Estos valientes personajes no están solos.”

La Presidenta del INMUJERES, Lorena Cruz Sánchez, enfatizó que es absolutamente necesario empoderar a las mujeres en México, que hoy viven en una franca e injusta desventaja: sólo tres de cada 100 mujeres son empleadoras, en su gran mayoría de micro y pequeñas empresas. “Que las mujeres sean dueñas de un puñado de mini empresas y que las asalariadas obtengan un sueldo menor al de sus pares varones es producto de una desigualdad que hunde sus raíces en las numerosas brechas de género”, señaló.

El encuentro contó con un panel en el que cuatro mujeres que dieron testimonio de sus historias de lucha y éxito tanto en México como en Estados Unidos. Guadalupe Martínez Pérez, Integrante del Comité de Seguimiento de la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, S.C. habló sobre el Empoderamiento de las mujeres indígenas y el desarrollo sustentable; María Mercedes López López, Presidenta del Grupo de Mujeres Sagrado Corazón, señaló que los principales retos que enfrentan las mujeres indígenas en general es la falta de escuelas y hospitales lo que crea limitantes para poder ser productivas económicamente; Guadalupe Ivonne Solís Sandoval, Directora Nacional de la Red Nacional de Mujeres Vigilantes Contraloría Social, A.C., habló sobre la importancia de desarrollar proyectos en las comunidades que las hagan sustentables e independientes, como medios para atacar la migración, la marginación y la pobreza; finalmente, Nelly Galán, Fundadora “The Adelante Movement”, compartió su iniciativa para empoderar a las mujeres latinas en Estados Unidos a través de la capacitación.

Este primer encuentro México-Estados Unidos para el empoderamiento de las mujeres mexicanas confirma el interés de los dos países de utilizar todos los mecanismos a su alcance para instrumentar programas que aseguren el empoderamiento económico de las mujeres a través de redes institucionales que fomenten sus actividades productivas en diversos sectores, así como su participación política.


9304052394 a51c4b940f z.jpg

9301270547 0d4a354e82 n.jpg9304052070 de0a878971 n.jpg