• América y Latina y el Caribe registran importantes avances en materia de combate a la pobreza
  • Meade participa en la III Cumbre de la CELAC con la representación del presidente Enrique Peña Nieto
La reducción de los niveles de pobreza y la consolidación de una clase media cada vez más dinámica en América Latina son resultado de las políticas públicas implementadas por los países de la región, afirmó este miércoles en Costa Rica el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, en el marco de su participación en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se celebra en esa ciudad.

El canciller destacó ante los mandatarios que participan en este foro que en los últimos 12 años la incidencia de la pobreza en la población total en América Latina y el Caribe disminuyó del 45 por ciento al 28 por ciento. Apuntó que la pobreza extrema pasó del 22 por ciento al 11 por ciento.

Al mismo tiempo, recordó, la clase media aumentó en un 12 por ciento, lo que representa actualmente una tercera parte de la población de la región, cifra que supera, por primera vez en la historia, al número de personas que se encuentran por debajo del umbral de la pobreza.

“Se trata de avances significativos sin duda, pero el desafío sigue siendo enorme”, apuntó el canciller Meade, quien participa en dicha cumbre con la representación del presidente Enrique Peña Nieto.

El secretario de Relaciones Exteriores recordó que el gobierno federal trabaja de manera decidida para enfrentar el hambre y la pobreza a través de la generación de un entorno que permita el crecimiento económico sostenido e inherente a la competitividad con el fin de elevar la calidad de vida de todos los mexicanos.

En su intervención en el plenario de la Cumbre de la CELAC, Meade se refirió a la importancia y alcance de las once reformas estructurales que han sido aprobadas en los últimos meses con el concurso responsable de las fuerzas políticas del país, en sectores claves como la educación, energía, telecomunicaciones y el sector financiero.

El canciller recordó que en 2014, en México se crearon más de 700 mil nuevos empleos formales, monto que representó un incremento del 54 por ciento respecto del año anterior. “Hoy, los mexicanos tenemos acceso a más y mejores oportunidades laborales, así como a los beneficios de la amplia red de seguridad social en materia de vivienda, salud y educación”, advirtió.

“La acción internacional de México ha puesto el acento en la promoción del desarrollo incluyente y en estrechar nuestros vínculos con el mundo”, apuntó Meade Kuribreña, quien señaló que América Latina y el Caribe es una región diversa y plural por vocación y que en ello reside su mayor riqueza.

Es por ello que debemos fortalecer el diálogo y ser una región que tienda puentes de entendimiento y encuentro para identificar estrategias que contribuyan a la consecución de nuestros objetivos de desarrollo, instó el canciller mexicano.

Meade concluyó su intervención con una referencia a la nueva era de relaciones en Cuba y Estados Unido, a la que calificó como “un hito por demás relevante, pero cuyas pautas irán marcando ambos gobiernos y que México -estoy seguro- y la CELAC, habremos de acompañar”.

En su intervención, el titular de la SRE instó a los miembros de la CELAC, como lo señalara el presidente de Cuba, Raúl Castro en su discurso pronunciado en este foro, a dar muestra del “arte de la convivencia civilizada, basada en el respeto a las diferencias”. Meade señaló que “el diálogo así enmarcado es el que ayuda a solucionar nuestros desafíos”.

Por último, destacó las medidas administrativas que “beneficiarán a muchos de nuestros compatriotas que viven en Estados Unidos y que han contribuido de manera significativa a la economía y sociedad de ese país”.