La República de Panamá se sumó oficialmente al programa regional “Mesoamérica sin Hambre”, dirigido a erradicar este flagelo antes del año 2025. Este mecanismo, impulsado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), tiene como objetivo mejorar la agricultura familiar y la seguridad alimentaria y nutricional en la región.

La Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) de la SRE, financiará el programa, en coordinación con las autoridades de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

El coordinador de FAO para Mesoamérica y Panamá, Ignacio Rivera, señaló que “hay un esfuerzo de las instituciones y del conjunto de la sociedad para reducir y erradicar el hambre, donde agencias como FAO y AMEXCID apoyan a los Estados en este propósito”.

Las líneas de trabajo del componente panameño de “Mesoamérica sin Hambre”, se enfocan en los agricultores familiares de pequeña escala, con especial énfasis en las provincias centrales y las comarcas, buscando que el desarrollo se realice en el marco de su entorno social y productivo.

La viceministra de Asuntos Multilaterales y Cooperación, María Luisa Navarro, dijo que “nuestro objetivo es poner las riquezas del país al servicio de todos con justicia social y equidad, con el propósito de mejorar la calidad de vida y que el Panamá crezca con prosperidad para todos; esto solo será posible trabajando de la mano con la región para vincular fortalezas y aprovechar las capacidades diferenciadas entre los países para una cooperación más eficaz”. 

Por su parte, el embajador de México en Panamá, José Ignacio Piña Rojas, afirmó que “Mesoamérica sin Hambre posiciona a México como un actor global del desarrollo humano, al constituir un recurso mediante el cual el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto coopera y comparte con los países mesoamericanos su experiencia de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, enfocada en garantizar la seguridad alimentaria de más de siete millones de mexicanos en pobreza alimentaria”.

A nivel regional, el programa contribuirá a vincular las fortalezas y aprovechar las capacidades diferenciadas entre los países para una cooperación más eficaz, y servirá para reforzar el cumplimiento de la meta de erradicar el hambre en toda la región antes del año 2025.

El evento también contó con la participación del ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Jorge Arango Arias; la viceministra de Desarrollo Social (MIDES), Zulema Sucre Menotti; el coordinador subregional para Mesoamérica y Representante en Panamá de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Ignacio Rivera Rodríguez; y el asesor técnico Principal del Programa Mesoamérica Sin Hambre, Alfredo Mayen.