Por instrucciones del Presidente de la República, Licenciado Enrique Peña Nieto, el Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, anunció los siguientes nombramientos en la Cancillería.

Como Consultor Jurídico, el Presidente de la República ha designado a Max Alberto Diener Sala, quien fungió como Asesor de la Dirección General de Protección Consular en la Secretaría de Relaciones Exteriores. Fue Director de Proyectos con el Banco Mundial en la Secretaría de Desarrollo Social; Director General Adjunto de Normas e Investigación Presupuestal y, posteriormente, Director General Jurídico de la Subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Asimismo, desempeñó los cargos de Subprocurador Fiscal de Legislación y Consulta así como Subsecretario de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Diener es Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Cuenta con un Diplomado en Ideas e Instituciones Políticas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y realizó estudios de posgrado en Relaciones Internacionales en la Diplomatischen Akademie Wien, de Austria.

Como Director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior se ha designado a Arnulfo Valdivia Machuca, quien se desempeñó como Coordinador de Asuntos Internacionales del Gobierno del Estado de México y representante Honorario del Gobierno del Estado de México en Europa y el Reino Unido.

Valdivia es licenciado en Comercio Internacional por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Cuenta con dos postdoctorados, uno en Integración Económica Europea por el Instituto Universitario Europeo, en Florencia, Italia. El segundo, en Integración de América Latina en el Stone Center de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, EE.UU. Es Doctor en Economía Política por la Universidad de Cambridge y Maestro en Estudios para el Desarrollo por la misma universidad.

El Canciller Meade reconoció y agradeció el profesionalismo y compromiso con el que los funcionarios de la pasada administración desempeñaron sus responsabilidades en los cargos que dejan en manos de los nuevos titulares.