El Museo de la Cancillería inauguró tres nuevas exposiciones que estarán abiertas al público hasta el próximo 31 de julio, y que son una muestra de la riqueza creativa de artistas mexicanos.

“Huellas de Nunik Sauret”, es una colección que engloba la producción artística de una de las grabadoras mexicanas más reconocidas y valoradas dentro y fuera de México.

“Color de México por Hermenegildo”, del pintor Hermenegildo Sosa, que presenta una serie de óleos de las diferentes etapas de su producción artística. Este conjunto de obras hace evidentes las razones por las cuales es considerado uno de los más importantes paisajistas contemporáneos de nuestro país.

También se abrió la muestra colectiva “Alteraciones”, una exposición que conjunta las obras de Cristina Arnedo, Arturo Valencia, Francisco Coronado y Jag Sánchez, y cuyo punto de articulación es el empleo de materiales marginales y cuyo reciclaje propone una nueva visión temporal.

Como parte de las actividades culturales, y con el objetivo de promover la expresión musical, el Museo de la Cancillería auspicia el concierto de guitarra de Samir Belkacemi, que se ofrece el próximo 5 de julio en Foro Shakespeare.

Las exposiciones permanecerán abiertas hasta el día último del mes de julio, en un horario de 10:00 a 17:00 horas en República de El Salvador número 43, la entrada es gratuita. El miércoles 30 de julio el Museo de la Cancillería permanecerá abierto hasta las 21:00 horas, en el marco del programa Noche de Museos.

Además, en ocasión del Año de Octavio Paz, conmemoración del centenario de su natalicio, se presenta una exposición fotográfica de Rogelio Cuéllar. Las imágenes recuerdan la trayectoria del poeta, novelista, diplomático y premio nobel, mismas que estarán exhibidas hasta el 4 julio.