El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, concluyó este viernes una visita de trabajo a la República de Polonia, cuyo propósito fue fortalecer los vínculos con uno de los países con mayor dinamismo en Europa Central.

Como parte de su programa de actividades, el canciller Meade se reunió en Varsovia con el ministro de Asuntos Exteriores, Grzegorz Schetyna. Ambos funcionarios coincidieron en que la estabilidad económica de México y Polonia es una excelente oportunidad para fortalecer los intercambios comerciales y los flujos de inversión en ambos sentidos.

Meade Kuribreña expresó que, como parte la promoción de México en el ámbito global, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto busca incrementar su presencia en Europa Central y estrechar vínculos con socios no tradicionales de esa región. Reconoció que Polonia es una de las naciones con mayor crecimiento económico después de su integración en la Unión Europea.

Señaló que con instrumentos como el diálogo político, los intercambios comerciales y la cooperación, ambos países se han dado a la tarea de establecer una agenda de trabajo con miras a abrir un nuevo capítulo de sus relaciones bilaterales.

Por su parte, el ministro Schetyna expresó que la región de América Latina y México, en particular, son de gran importancia para Polonia. Recordó que su país incluye a la región en su lista de las economías más atractivas para hacer negocios, con lo que se espera que continúe el incremento sostenido del comercio bilateral, el cual superó los 900 millones de dólares en 2013.

Felicitó al gobierno mexicano por la adopción de las reformas estructurales impulsadas por la administración del presidente Peña Nieto. Dijo que este proceso transformadora hace de México una de las naciones con mayores atractivos para la inversión.

En el marco de su visita, el canciller Meade ofreció una conferencia magistral en el Instituto Polaco de Asuntos Internacionales (PISM, por sus siglas en polaco), en la que hizo un recuento de las oportunidades que ofrece México como un socio estratégico para la Unión Europea y sus países miembros.

Ante académicos polacos, empresarios y diplomáticos de diversas regiones del mundo, el titular de la SRE analizó los retos y oportunidades de nuestro país en materia económica y social. Se refirió al interés que a nivel global ha generado la Alianza del Pacífico (integrada por Chile, Perú, Colombia y México) como un mecanismo de integración regional pragmático y con resultados concretos en materia de libre comercio, movilidad y cooperación.

La visita del titular de la SRE, la primera de alto nivel realizada a ese país en los últimos doce años, fue una ocasión para refrendar el compromiso de México por fortalecer sus relaciones con sus socios de ese continente.

México y Polonia establecieron relaciones diplomáticas el 26 de febrero de 1928 y tienen embajadas recíprocas. Durante 2013, ambos países comerciaron alrededor de 919 millones de dólares.