El ministro de Relaciones Exteriores y de Emigrantes de Líbano, Gebran Bassil, realizó este lunes una visita de trabajo a México, cuyo objetivo principal fue fortalecer el diálogo político de alto nivel y refrendar los lazos de amistad y cooperación que unen a los dos países.

En el marco de su vista, el funcionario libanés fue recibido por el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, con quien copresidió los trabajos de la II reunión del Mecanismo de Consultas Políticas entre ambos países, encuentro en el que dialogaron sobre distintos temas de las agendas bilateral e internacional.

Ambos cancilleres coincidieron en la necesidad de robustecer nuestros intercambios y proyectos de cooperación, y acordaron promover acciones concretas para aumentar los flujos comerciales y de inversión. Asimismo, subrayaron la importancia de fomentar los contactos entre los sectores público y privado de los dos países e impulsar la movilidad académica.

Meade manifestó que el gobierno de México está orgulloso de las contribuciones al desarrollo del país realizadas por la comunidad de origen libanés y destacó su papel como un puente de unión y un catalizador fundamental para la cooperación entre ambos países.

En relación con la situación en Medio Oriente, el canciller Meade manifestó que es necesario privilegiar la vía diplomática para lograr una solución pacífica a los conflictos que vive la región. Reconoció los esfuerzos del gobierno de Líbano para atender las necesidades de más de un millón de refugiados sirios que actualmente se encuentran en su territorio.

El canciller libanés impartió, en la sede del Instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos, la conferencia intitulada "La política exterior de Líbano en el contexto actual del Medio Oriente".