El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, realiza una visita de trabajo a Líbano con el objetivo de profundizar el diálogo político y los vínculos económicos con esa nación así como reafirmar la presencia de México en Medio Oriente.

En Beirut, el titular de la SRE fue recibido por el primer ministro libanés, Tamman Salam, con quien hizo un repaso de los compromisos que ambos gobiernos han adoptado con miras a reforzar sus relaciones bilaterales. Transmitió un saludo del presidente Enrique Peña Nieto al pueblo y gobierno de Líbano.

Ambos funcionarios se refirieron al papel que la comunidad libanesa radicada en México puede jugar en este proceso. Destacaron que los lazos históricos que unen a los dos países, pese a la distancia geográfica que los separa, son un elemento esencial para dar sustento al diálogo político y mayor vigor a los intercambios comerciales.

Entre las principales reuniones sostenidas en la capital libanesa, destaca el encuentro que el canciller Meade sostuvo con su homólogo de ese país, el ministro de Relaciones Exteriores y de los Migrantes, Gebran Bassil.

Meade y Bassil abordaron temas de interés común y analizaron la situación que se vive actualmente en Medio Oriente.

Con el objetivo de aprovechar a plenitud las capacidades de las comunidades de cada país que radican en el exterior, los dos gobiernos acordaron iniciar esquemas de colaboración para compartir mejores prácticas en la materia.

Anunciaron la organización de talleres sobre programas de atención a connacionales en el exterior, con base en el memorándum de entendimiento suscrito en febrero pasado, en el marco de la visita a México del ministro Bassil.

El canciller libanés se refirió a nuestro país como un socio estratégico y como una puerta de entrada a América Latina.

Con el presidente del Parlamento libanés, Nabi Berri, el canciller Meade acordó impulsar un mayor diálogo entre legisladores de los dos países. Coincidieron en la importancia que la diplomacia parlamentaria juega en los procesos de acercamiento entre las naciones.

Líbano es considerado como un actor fundamental en Medio Oriente, región con la que México ha iniciado un vasto proceso de profundización de sus relaciones.

Ambos países celebran este año el 70 aniversario del establecimiento de sus relaciones diplomáticas. En febrero pasado, el canciller Gebran Bassil realizó una visita a México para celebrar la II a Reunión del Mecanismo de Consultas Políticas. La última a visita de un canciller mexicano a Líbano tuvo lugar hace 15 años.



17824640925 2a85c438c6jpg

17637095260 2ea6bdf79bjpg