• A lo largo de 2014, nuestro país consolidó su papel como actor global responsable

En congruencia con la estrategia gubernamental de hacer de México un actor con responsabilidad global, en el año que concluye el presidente Enrique Peña Nieto realizó 11 giras internacionales y recibió 44 visitas de jefes de Estado y de Gobierno así como de representantes de casas reales, que le permitieron sostener 109 encuentros con mandatarios y altos dignatarios de otras naciones.

En este lapso, nuestro país hospedó 6 cumbres y eventos de alto nivel, 10 visitas de titulares de organismos internacionales y 6 de jefes de gobiernos provinciales.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, realizó visitas de trabajo a 42 países y recibió a 50 cancilleres de América Latina, América del Norte, Europa, África, Medio Oriente y de la región Asia-Pacífico.

Estas cifras revelan la activa presencia y participación de México en encuentros multilaterales y bilaterales, espacios prioritarios en términos de su agenda de política exterior y de los distintos retos que enfrenta la comunidad internacional en su conjunto.

En el ámbito multilateral, México perseveró en buscar que sus pertenencias temáticas y en distintos foros regionales y universales se tradujeran en mejorías de vida tangibles para el ciudadano, al participar en mecanismos de diálogo y concertación, como el Grupo de los Veinte (G20), la Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), la Conferencia Iberoamericana, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), la Asociación de Estados del Caribe y la Alianza del Pacífico, entre otros.

Destaca, en este ámbito. el anuncio del Presidente de la República en el sentido de que México volverá a participar en Operaciones de Mantenimiento de la Paz, instrumento de las Naciones Unidas para ayudar a países que viven o han salido de conflictos a crear condiciones necesarias para una paz duradera, a través de acciones para la reconstrucción, la asistencia humanitaria y la seguridad.

Con América Latina se dio impulso a la vinculación económica a través de la Alianza del Pacífico, sumado al diálogo político y la cooperación que se desarrolló con otros países latinoamericanos, a la vez que se fortalecieron los nexos con las naciones centroamericanas.

Con respecto a América del Norte, nuestro país impulsó y consolidó el diálogo multitemático con Estados Unidos. El Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) ha rendido frutos en materia de competitividad, logística y desarrollo fronterizo. Por su parte, el Foro Bilateral de Educación Superior, Investigación e Innovación (FOBESII) generó iniciativas que han permitido ampliar las alianzas de investigación e innovación existentes como parte de los esfuerzos para aumentar la competitividad económica y la prosperidad en la región. A su vez, el Consejo Mexicano-Estadounidense para el Emprendimiento y la Innovación coordina en estrategias que detonan el crecimiento de emprendedores y de micro, pequeñas y medianas empresas.

La protección a los migrantes mexicanos en Estados Unidos reviste la mayor prioridad. Nuestra actividad consular ha brindado servicios a nuestros connacionales. México expresó su satisfacción por las medidas administrativas en materia migratoria anunciadas por el gobierno de Estados Unidos.

Con el Caribe, nuestra tercera frontera, se han identificado retos y vías para superarlos así como oportunidades en beneficio mutuo. En el marco de la Asociación de Estados del Caribe y de la Comunidad del Caribe, se acordaron mecanismos de financiamiento y proyectos de información geoespacial para enfrentar desastres naturales, vías para fortalecer la productividad agrícola e instrumentos para promover el turismo sustentable.

Asia Pacífico aporta una tercera parte del crecimiento global, por lo que en esta región México ha consolidado un acercamiento sin precedente con China, al abrir mercados para los productos mexicanos y establecer condiciones para un mayor flujo de inversión productiva hacia nuestro país. Japón ha incrementado sus inversiones, al igual que Singapur.

México ha impulsado una vinculación más estrecha con Europa, tanto con la Unión Europea, como con países de la región, comunitarios y extracomunitarios. Se avanzó en conjuntar los apoyos necesarios para impulsar la actualización del andamiaje jurídico México-UE, específicamente el Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación.

En el año que termina, México avanzó en su estrategia de tener una mayor presencia en África, al explorar opciones de compartir embajadas, como ha sido el caso con países de la Alianza del Pacífico y con España (Angola, Ghana), y encontrar espacios de cooperación en temas como combate a la pobreza, salud y fortalecimiento de las instituciones electorales.

En Medio Oriente, nuestro país ha insistido en el diálogo y el respeto al derecho internacional como vías para la solución de controversias. México se pronunció a favor de una solución negociada y pacífica al conflicto en Siria. Ante la escalada de violencia registrada en 2014 entre Israel y Palestina, nuestro país reiteró la necesidad de solucionar a la brevedad el problema de fondo en la zona, que garantice el derecho tanto de Israel y de Palestina a vivir en paz, con seguridad y dentro de fronteras internacionalmente reconocidas.

La presencia de México en el mundo ha buscado no sólo el fortalecimiento de nuestras relaciones sino consolidarnos como un actor globalmente responsable al mantener presente que nuestra nación tiene pertenencias múltiples en todas las regiones del planeta.