Estos ataques demostraron la naturaleza indiscriminada del arma nuclear y su absoluta incompatibilidad con los principios más elementales de humanidad y los dictados de la conciencia pública.

Desde entonces, las ciudades de Hiroshima y Nagasaki conmemoran cada año los ataques que cobraron la vida de cientos de miles de sus ciudadanos. México participará en las actividades organizadas por los gobiernos de ambas ciudades para que tal tragedia humanitaria nunca se olvide.

Actualmente, nueve países poseen en conjunto alrededor de 16 mil armas nucleares, muchas de ellas en alta alerta operativa, suficientes para acabar con toda forma de vida en el planeta. Una guerra nuclear no puede ser ganada en ninguna circunstancia.

Las armas nucleares son las únicas armas de destrucción en masa que no han sido objeto de una prohibición expresa en el derecho internacional. Esta situación facilita la percepción en el sentido de que estas armas sostienen la seguridad colectiva, sobre la base del llamado equilibrio del terror o doctrina de la disuasión, conceptos rechazados por México y por 159 países que se han pronunciado en favor de que se proceda a su eliminación.

México hace votos por que este aniversario marque el inicio de un proceso hacia la completa eliminación de las armas nucleares como se han comprometido a ello los países poseedores de tales armas en el Tratado de No Proliferación de 1968.

 

Síguenos en Twitter: @SRE_mx