• Brunei firmó el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares el 22 de enero de 1997 y lo ratificó el 14 de enero de 2013 
  • México ha sido promotor de la prohibición de los ensayos nucleares y copreside con Suecia la Conferencia para la entrada en vigor de este Tratado que representa un paso fundamental hacia un mundo libre de armas nucleares 

El Gobierno de México se congratula por la ratificación del Sultanato de Brunei Darussalam al Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN), el pasado 14 de enero, ya que esta ratificación constituye un importante paso en la búsqueda de la universalización de este tratado. 

Cada ratificación acerca más a la comunidad mundial a alcanzar la plena vigencia jurídica del Tratado, a obstaculizar la modernización de los arsenales nucleares existentes y el desarrollo de nuevas armas, reforzando de esta manera la seguridad internacional. 

Esta ratificación tiene también relevancia dado que 8 de los 10 países que integran la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSEAN)-Brunei Darussalam, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Filipinas, Singapur y Vietnam- ya son parte del Tratado (faltando aún Myanmar y Tailandia). 

El TPCEN tiene como objetivo la prohibición de los ensayos de bombas nucleares y, en tal sentido, es un paso necesario hacia el desarme nuclear. Si bien 158 países se han adherido al Tratado, éste no ha entrado en vigor, pues requiere la ratificación de todos los países que contaban con capacidad tecnológica nuclear cuando fue negociad y, de ellos, faltan por ratificar y/o firmar China, República Democrática Popular de Corea, Egipto, India, Irán, Israel, Pakistán y Estados Unidos. 

México insta a todos los Estados que aún no hayan firmado el Tratado a firmarlo y ratificarlo lo antes posible, así como a no realizar ensayos nucleares y abstenerse de todo acto contrario al objeto y propósito del Tratado. 

México ha sido promotor de la prohibición de los ensayos nucleares y del TPCEN desde su negociación. Cada año, junto a Australia y Nueva Zelandia, presenta una Resolución ante la Asamblea General de la ONU para buscar la universalización del Tratado. Actualmente, México y Suecia copresiden la conferencia para la entrada en vigor del Tratado.