El gobierno de México da la bienvenida a la Contribución Tentativa Determinada Nacionalmente (INDC, por sus siglas en inglés), presentada el 31 de marzo por la administración del presidente Barack Obama.

La presentación de la INDC estadounidense da cumplimiento al llamado de la 20ª Conferencia de las Partes (COP20) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, celebrada en diciembre pasado en Lima, Perú, la cual solicita a todos los países presentar su INDC antes de la COP21, a realizarse en diciembre próximo en París, Francia, con el objetivo de lograr un nuevo acuerdo que sea ambicioso y efectivo.

México se congratula por el compromiso estadounidense de reducir entre el 26% y el 28% sus emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero por debajo de los niveles de 2005, para el periodo comprendido entre los años 2020 y 2025.

Asimismo, destaca el objetivo de Estados Unidos por duplicar el ritmo de reducción de la contaminación de carbono, desde el 1.2% anual en promedio durante el período 2005-2020 a un promedio entre 2.3% y 2.8% anual entre 2020 y 2025.

Este anuncio constituye una manifestación clara por parte de la primera economía y segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, de su intención de participar en el Acuerdo de París en diciembre de este año, para el régimen climático global posterior al año 2020.