El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto celebra las medidas anunciadas por los dos países en materia de diálogo político y apertura en diversos ámbitos.

México considera que el próximo viaje de altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos a Cuba coadyuvará a la normalización del diálogo entre ambos países.

Sin duda, la eliminación de restricciones financieras, la posibilidad de que ciudadanos estadounidenses puedan abrir cuentas bancarias, el uso tarjetas de crédito y el incremento al tope de las remesas son un parteaguas en este proceso de renovación de relaciones bilaterales.

La liberación mutua de presos representa un paso firme en este momento de distensión entre los dos países.

México celebra la voluntad expresada por los gobiernos de Cuba y Estados Unidos de fomentar un diálogo abierto en un amplio universo de temas, en el que se incluyen comercio, democracia y derechos humanos.

La decisión de los gobiernos de Cuba y Estados Unidos es consecuente con la posición histórica de México de buscar soluciones pacíficas a las controversias y promover la paz en el hemisferio.

Síguenos en Twitter: @SRE_mx