La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) expresa el reconocimiento del Gobierno de México por la decisión de la Corte de Distrito del Sur de Indiana, Estados Unidos, de suspender de manera permanente diversas disposiciones de la ley SEA 590 del estado de Indiana.

De haber entrado en vigor, las secciones en cuestión podrían haber propiciado la aplicación selectiva de la ley y afectado los derechos civiles de los nacionales mexicanos que residen o visitan ese estado.

Las secciones hubieran también acarreado sanciones por el uso cotidiano de la matrícula consular como prueba de identidad. Dichos documentos son emitidos por el Gobierno de México con altos estándares de seguridad y con base en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963, de la cual son parte 173 países, incluidos México y Estados Unidos.

En junio de 2011 el Gobierno de México presentó ante la corte un escrito como “Amigo de la Corte” (Amicus Curiae), al que se sumaron los gobiernos de Brasil, Colombia, El Salvador y Guatemala. La decisión emitida hoy establece un precedente positivo, al brindar mayor certeza sobre la manera en que se aplican el marco jurídico en materia consular y la política migratoria federal en Estados Unidos.

El Gobierno de México continuará desplegando todas las medidas necesarias para salvaguardar los derechos de los mexicanos, sin importar su calidad migratoria.